Reunión clave con Brasil para avanzar en el gasoducto

Los ministerios de Economía de ambos países junto con directivos de ENARSA y el embajador Scioli acodaron detalles del segundo tramo de la obra. El financiamiento externo que se necesita.

La Argentina y Brasil avanzaron el lunes en detalles técnicos y de financiamiento para concretar de una vez por todas uno de los proyectos más ambiciosos del Gobierno: la construcción de un gasoducto que llegue de Buenos Aires hasta la frontera brasilera para poder venderle en un futuro no lejano al país vecino energía proveniente del yacimiento de Vaca Muerta.

«Avanzamos en detalles técnicos para poder exportar a Brasil gas de Vaca Muerta en un gasoducto que tendrá un fuerte impacto en términos de comercio externo de la Argentina», explicó el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli.

Alberto Fernández, Daniel Scioli y Lula Da Silva

De esta manera, el embajador argentino ratificó que la obra del gasoducto que se contempla «con impacto binacional más importante de la historia», el gasoducto Presidente Néstor Kirchner, avanza y podría hacer realidad la integración energética de Argentina y Brasil. 

Los equipos de la empresa Energía Argentina S.A. (ENARSA) de los Ministerios de Economía de Argentina y Brasil y de la embajada de Argentina en Brasilia se reunieron el lunes para avanzar en las negociaciones para concretar el financiamiento por parte del BNDES de la ampliación de la red de gasoductos de Argentina, cuya primera etapa que va de ya está en marcha. 

En la reunión que ayer se llevó adelante las partes interesadas de ambos países, con la coordinación de la Embajada Argentina en Brasil y ENARSA, se discutieron aspectos específicos del financiamiento. 

En particular las obras requeridas para la etapa 2 incluyen la construcción de la segunda etapa del Gasoducto de 521 km de longitud el cual recorrerá la provincia de Buenos Aires desde la localidad de Salliqueló (fin de la primera etapa del GPNK) hasta la localidad de San Jerónimo en la Provincia de Santa Fe y la potenciación de plantas compresoras.

En adelante se requerirá de una definición política para terminar de cerrar ese acuerdo que en el gobierno de Alberto Fernández creen que se podría dar durante el próximo mandato de Lula da Silva, quien asumirá la presidencia de Brasil el 2 de enero. 

En la Casa Rosada confían en que el nuevo presidente del país vecino le dará impulso a este tema que ya fue hablado con Alberto Fernández cuando viajó el mismo día que ganó Lula las elecciones.

El primer tramo que ya está en marcha va de Neuquén a Salliquelo-Mercedes en la provincia de Buenos Aires. Pero de allí se contempla la construcción del segundo tramo que llegaría a Uruguayana, según explicó Scioli. 

El yacimiento de Vaca Muerta en Neuquén

Esta obra, que prevé un financiamiento externo superior a los 500 millones de dólares, impulsaría fuertemente la integración energética regional y permitirá superar los déficits de Argentina en el comercio con Brasil equilibrando la balanza comercial bilateral. 

A partir del descubrimiento de una enorme reserva de gas no convencional en los campos de Vaca Muerta en la Provincia de Neuquén, Argentina pasará en pocos años a pasar de ser un país importador de gas natural a convertirse en superavitario y exportador en los meses de verano. 

La región de Vaca Muerta, cuenta actualmente con la segunda mayor reserva probada de gas no convencional del mundo de 802 TCF y actualmente produce 44 millones de m3/día de shale gas a un precios muy competitivos e inferiores a los precios del gas natural actualmente negociados en el mercado internacional cuenta con expectativas de crecimiento para llegar a producir aproximadamente 94 MM m3/día. 

La primera etapa del proyecto GPNK se encuentra en marcha y está siendo financiada por el gobierno argentino. 

Sin embargo, para lograr la materialización de las próximas etapas del proyecto GPNK, en el menor plazo posible, se requiere apoyo financiero externo. 

En ese sentido, Scioli detalló que ayer se avanzó en las conversaciones con el BNDES y el Gobierno de Brasil para financiar los próximos pasos de este proyecto de infraestructura. Buena parte de los insumos que requeriría este segundo tramo se comprarían en Brasil.

Así, este proyecto permitirá intensificar la integración energética entre la República Federativa de Brasil y la República Argentina, a partir de la capacidad de transporte firme de la producción de gas natural proveniente de Vaca Muerta. 

La empresa ENARSA liderará la ejecución del proyecto, con la participación de un fideicomiso financiero y de administración constituido con el propósito específico de asegurar la estructuración financiera del proyecto y el compromiso asumido con el BNDES, entidad que financiará el crédito.

Por Martín Dinatale

El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *