Embarcaciones extranjeras cargan combustible en muelles locales a mitad de precio

Desde el gremio de Patrones Fluviales advirtieron que buques paraguayos cargan sin ningún tipo de restricción mientras que los nacionales pagan la totalidad y con topes en la entrega.

En medio del conflicto por la faltante de gasoil que tiende a normalizarse paulatinamente en el territorio nacional, gremios portuarios denuncian que embarcaciones paraguayas cargan combustible en los muelles sin ningún tipo de restricción y al 50% del valor, mientras que los nacionales pagan la totalidad y con ciertas restricciones.

“Los buques paraguayos cargan aproximadamente 200 toneladas cada buque para consumo propio, aunque eso es mucho más de lo que pueden cargar y se lo llevan afuera. Ellos cargan cada 15 días un remolcador paraguayo a tanque lleno y se lo llevan a Paraguay. Lo hacen pasar por consumo propio cuando un buque de esos con un cuarto de su capacidad puede ir y volver”, explicó Nestor Larrosa, delegado del gremio de Patrones Fluviales en Rosario.

Trabajadores portuarios vienen advirtiendo hace tiempo sobre esta situación, pero el reclamo cobró mayor énfasis durante las últimas semanas, teniendo en cuenta las dificultades que atraviesan distintos sectores para el abastecimiento de combustibles, particularmente de gasoil.

El reclamo no tiene que ver con una denuncia que se volvió viral en las redes, cuando una persona filmó la partida del barco Morholmen diciendo que era un buque extranjero que se llevaba el combustible del país. A los pocos días el hecho fue desmentido. En este caso, los portuarios refieren a un acuerdo suscripto entre el Estado nacional y otros países que permite la compra del combustible a un valor menor.

“Se llevan la carga de 200 toneladas por barco cada 15 días y encima a mitad de precio. Nosotros no tenemos ninguno de esos beneficios. A los argentinos les cargan por el 100% del valor del combustible y a veces no les cargan la totalidad”, insistió el gremialista portuario y afirmó que es una práctica que se da habitualmente en los muelles del cordón industrial de la región, donde llegan cambiones de combustibles provenientes de refinerías.

Desde el sector aprovecharon una nueva instancia de discusiones por reapertura paritaria para poner sobre la mesa distintos reclamos que consideran necesario revisar. El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA), el Sindicato Unidos de Portuarios Argentinos (SUPA) y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y de Cabotaje Marítimo firmaron un acuerdo de “fortalecimiento sindical”.

El acuerdo consiste en diez puntos, entre los que se encuentran: favorecer la comunicación y diálogo para dirimir eventuales problemáticas de la actividad marítima y portuaria, brindarse apoyo para la toma de decisiones, analizar la conveniencia de comenzar negociaciones conjuntas, bregar y propiciar por la actuación coordinada por el interés de los trabajadores y velar por la seguridad de los mismos.

Respecto a la denuncia, Larrosa agregó: “Esto viene de hace tiempo, pero ahora se acentúa porque el combustible nos falta a nosotros, entonces se pone más énfasis en lo que se está haciendo. El gobierno lo sabe y lo sabe prefectura. Antes no se decía nada porque a los argentinos les cargaban, pero ahora también te lo restringen”.

Actualmente la mayoría de las embarcaciones que surcan las aguas de la región son de bandera paraguaya, mientras que apenas el 3% de las embarcaciones son de origen nacional. Desde el sector gremial, sostienen además que cuando los buques extranjeros cruzan la frontera local, cuentan con total libertad para efectuar sus tareas, algo que muy distinto a lo que ocurre cuando se da la situación inversa.

“Cuando ingresa un barco extranjero, primero que lo hace sin un patrón, lo hace con su capitán, pero si vos vas a Paraguay, apenas pasás el límite, ahí te ponen un baqueano, no te dejan mover el barco por tus propios medios. Ellos vienen, traen el convoy, lo mueven como quieren y a su vez lo mueven con su propia gente”, explicó el referente de Patrones Fluviales.

Por último, agregó: “Acá cancillería debería bajar línea y a su vez prefectura fiscalizar, revisar los tratados que haya. Hay un convenio firmado para que el Estado venda al 50%, pero a nosotros nos restringen la carga y nos la cobran en su totalidad”.

elciudadanoweb.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.