Proponen prorrogar por otros 15 años la Ley de Hidrógeno

La normativa vence este 25 agosto y la diputada nacional, Rosana Bertone, propone extenderla por 15 años en busca de fomentar su producción.

La diputada del Frente de Todos y ex gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertonepropuso prorrogar por quince años los beneficios impositivos de la ley de Promoción del Hidrógeno, que vence el próximo 25 de agosto, que buscan fomentar la investigación, el desarrollo, la producción y el uso del hidrógeno como combustible y vector energético.

La iniciativa pretende mantener el sistema de promoción del hidrógeno verde ya que recién se están desplegando inversiones para el desarrollo de este sistema energético, aunque aún no tuvo un gran despliegue en los primeros quince años de vigencia.

El proyecto presentado por Bertone también fue respaldado por sus pares de bloque del Frente de Todos: Pamela Alianiello, Eugenia Calleti, Mabel Caparros, y Juan Manuel Pedrini.

La ley 26.123 sancionada y promulgada en agosto de 2006 promueve la investigación, el desarrollo, la producción y el uso del hidrógeno como combustible y vector energético, generado mediante el uso de energía primaria y regula el aprovechamiento de su utilización en la matriz energética.

También contempla que la adquisición de bienes de capital y la realización de obras contempla amortización de ganancias y de devolución anticipada del IVA, permite que los bienes afectados a las actividades del desarrollo del hidrógeno no integren la base de imposición del Impuesto a la Ganancia Presunta hasta el tercer ejercicio de ese proyecto, y que no estén alcanzados por el Impuesto a los Combustible.

La iniciativa impulsada por la legisladora modifica el capítulo referido a las sanciones económicas por el incumplimiento de la ley y, en ese sentido, que la multa será fijada en el equivalente al valor de entre cien y diez mil (10.000) litros de nafta súper, al valor promedio del día de su cancelación, en lugar de poner un monto calculado en pesos como figura en la actual norma.

También se mantiene el apercibimiento, la suspensión de la actividad entre treinta días y un año, y el cese definitivo de la actividad y la clausura de las instalaciones, según corresponda y atendiendo a las circunstancias del caso.

En los fundamentos, Bertone señala que confía en que pueda desarrollarse la industria del hidrógeno, aunque reconoció que «la 26.123 no obtuvo los resultados esperados en cuanto a investigación y desarrollo, dado que se trataba de una verdadera novedad a nivel mundial«.

Dijo, al respecto, que «son aún pocos los emprendimientos en el país destinados a la producción de hidrógeno, pese a las excelentes condiciones naturales con las que cuenta«.

«Nuestro país tiene todas las condiciones para transformarse en productor a gran escala de hidrógeno renovable y exportarlo al mundo en la próxima década. Contamos con recursos renovables altamente competitivos para su producción con energías renovables y con gas natural», reseñó Bertone.

La mañana en Neuquén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.