Por qué podría complicarse el abastecimiento del GNC y otros combustibles

Una combinación de factores redundó en un escenario de faltantes en el ámbito del expendio. Las causas del inconveniente y la perspectiva en pleno frío

El frío comenzó a desplegarse y, a la par, cobró forma un inconveniente que añade drama al escenario de crisis económica + pandemia reinante fronteras hacia adentro. Por efecto de distintas variables, la disponibilidad de GNC en las estaciones de servicio comenzó a verse afectada en las últimas dos semanas.

Y este fin de semana tuvo lugar un pico de desabastecimiento que afectó fuertemente a distintos comercializadores sobre todo en La Pampa y Buenos Aires.

Si bien en horas del martes el suministro del combustible comenzó a mejorar, desde organizaciones como CECHA, la confederación que integra a los empresarios del expendio, comentaron que el problema aún no está superado por completo. Y sostuvieron que, por el peso de los distintos factores que vienen complicando las ventas, el abastecimiento de GNC a los automovilistas no está asegurado.

¿Cuáles son las variables que redundaron en el faltante? Gabriel Bornoroni es el titular de CECHA no dudó en tildar la situación de «preocupante» y sostuvo que las estaciones de servicio que vienen sufriendo dificultades para disponer de gas «son las que operan bajo contratos de aprovisionamiento interrumpible».

«En los últimos días hubo un paro fuerte de los navieros, lo cual hizo que el barco que trae combustible no pudiera inyectar. Al mismo tiempo, todavía se sienten los efectos de las medidas de fuerza que tuvieron lugar en Vaca Muerta. Todo esto, sumado al consumo hogareño por el frío, complicó el abastecimiento a los puntos de venta. También se le aplicaron cortes de suministro a las industrias«, aseguró.

«El estado actual es de tendencia a la normalización, pero todavía no se llegó al abastecimiento completo. Si el frío intenso sigue prolongándose y hay más consumo hogareño, entonces el problema persistirá. Es una situación de coyuntura complicada que tenemos que atravesar», afirmó.

Bornoroni sostuvo que «el paro en Vaca Muerta generó una pérdida de presión en los caños que todavía se siente». El directivo reconoció que los inconvenientes en las estaciones de servicio comenzaron a hacerse evidentes «hace dos semanas», y comentó que los problemas podrían persistir si sigue complicándose el movimiento del buque regasificador.


Puntos afectados

Del sábado a esta parte, al menos 130 estaciones de servicio distribuidas en la provincia de La Pampa y el territorio bonaerense sufrieron la falta de abastecimiento de GNC. Durante la jornada del martes el combustible nuevamente comenzó a llegar a los puntos de expendio, aunque a muy baja presión.

El conflicto en los puertos, sumado a las bajas temperaturas correspondientes a la época del año, ponen en evidencia que la provisión de gas a los empresarios del expendio no está 100 por ciento asegurada.

El conflicto reciente en Vaca Muerta complicó la entrega de gas a los comercializadores.
El conflicto reciente en Vaca Muerta complicó la entrega de gas a los comercializadores.

En la Argentina, las estaciones de servicio que comercializan GNC suman al menos 1.400. «Es una complicación que se suma a otras que enfrenta el sector en este momento de la pandemia. Recientemente, pedimos a las autoridades que declaren la situación crítica para las pyme del segmento. De esa forma, podríamos hacernos con ayudas fundamentales para poder seguir operando», dijo Bornoroni.

«Estamos vendiendo un 50 por ciento menos. Sin un plan de acción y la colaboración del Gobierno, nos encaminamos a una crisis profunda de la actividad. Con pronósticos de cierres y pérdida de puestos de trabajo. Necesitamos ayuda cuanto antes», finalizó.

Por Patricio Eleisegui

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.