Goldman Sachs predice que el petróleo llegará a 140 dólares este año

Los altos precios del petróleo y la gasolina deberán aumentar aún más este verano para incentivar la nueva producción y desalentar el consumo, de acuerdo con Goldman Sachs.

El banco de Wall Street pronostica ahora que los precios del crudo Brent promediarán 140 dólares por barril entre julio y septiembre, por encima de su predicción anterior de 125 dólares por barril. El Brent se cotiza actualmente en alrededor de 120 dólares por barril.

Peor aún, Goldman Sachs dijo que los precios minoristas de la gasolina en el verano boreal tendrán que subir a niveles normalmente asociados con el petróleo a 160 dólares para reducir la demanda.

“Sigue siendo bastante posible un gran aumento en los precios este verano”, escribieron los estrategas de Goldman Sachs en un informe a los clientes.

El pronóstico sugiere que lo peor aún no ha terminado para los consumidores que ya están lidiando con los altos precios de la gasolina.

El precio promedio nacional de la gasolina regular en Estados Unidos subió otros cinco centavos el martes a un nuevo récord de US$ 4,92 por galón, según AAA. Eso es un aumento de 30 centavos durante la última semana y 62 centavos en el último mes.

“Me está volviendo loco. Estoy viendo esto ahora mismo: ¿$5,99? ¿Hablas en serio?”, preguntó Cleavie Jordan, un conductor de la MTA que llena su tanque en Manhattan.

Trece estados y Washington, la capital del país, ya tienen un precio promedio de gasolina de 5 dólares o más, mientras que New Jersey, Massachusetts y Maine alcanzaron ese umbral el martes. Ohio, Pensilvania, Utah e Idaho están a solo centavos de distancia de los 5 dólares.Ingrese su correo electrónico para suscribirse al boletín informativo de cinco cosas de CNN.

Goldman Sachs ahora prevé que el petróleo Brent promedie 135 dólares por barril durante la segunda mitad de este año y la primera mitad del próximo. Eso es 10 dólares más que el pronóstico anterior del banco.

“Creemos que los precios del petróleo deben subir aún más para normalizar los niveles insosteniblemente bajos de los inventarios mundiales de petróleo, así como la OPEP y las capacidades excedentes de refinación”, escribieron los estrategas de Goldman Sachs.

En marzo, el Brent subió brevemente a un máximo de casi 14 años a US$ 139,13 el barril. Pero resultó algo temporal ya que los precios del petróleo retrocedieron rápidamente a partir de allí. Goldman Sachs prevé un aumento más sostenido, por el que el Brent promediaría 140 dólares para todo el trimestre.

Eso está apenas por debajo del nivel de 150 dólares que el economista de Moody’s Analytics, Mark Zandi, advirtió que significaría un gran problema para la economía estadounidense.

“Si los precios del petróleo suben a US$ 150, entraremos en recesión”, dijo Zandi a CNN. “No hay salida”.

El banco no especificó qué tan alto anticipa que subirán los precios de la gasolina, solo dijo que los precios del petróleo deben encarecerse tanto que provoquen una disminución de la demanda de 500.000 barriles por día para reequilibrar el mercado.

El martes, la Administración de Información de Energía de EE.UU. también aumentó sus proyecciones para los precios del petróleo, la gasolina y el gas natural y dijo que ya no espera que los precios de la gasolina vuelvan a caer por debajo de los 4 dólares el galón en septiembre.

“Aunque esperamos que disminuya la actual presión al alza sobre los precios de la energía, es probable que los altos precios de la energía sigan prevaleciendo en Estados Unidos este año y el próximo”, dijo el administrador de la agencia, Joe DeCarolis, en un comunicado.

La Administración de Información de Energía ahora espera que el crudo Brent promedie US$ 111,28 el barril en el tercer trimestre y US$ 104,97 el barril en el cuarto trimestre. Eso está por encima del pronóstico de la agencia de hace un mes para el Brent, que era de un promedio de US$ 103,98 y US$ 101,66, respectivamente.

“Seguimos viendo precios de la energía históricamente altos como resultado de la recuperación económica y las repercusiones de la invasión a gran escala de Rusia en Ucrania”, dijo DeCarolis.

La buena noticia es que la Administración de Información de Energía no prevé que la gasolina a 4 dólares sea la norma hasta 2023. La agencia pronostica que la gasolina promediará 3,87 dólares por galón durante los últimos tres meses del año, aunque es un aumento respecto de los 3,59 dólares por galón anteriores.

Para 2023, la agencia elevó su pronóstico para la gasolina a un promedio de 3,66 dólares por galón, en comparación con los 3,51 dólares anteriores. Pero eso aún sería una gran mejora con respecto al precio de 4,07 dólares por galón esperado este año.

El problema, dijo la agencia, es que los inventarios de petróleo y gasolina están bajos. La agencia también señaló que la producción de refinería es relativamente baja en comparación con los niveles anteriores a la pandemia de covid-19.

La agencia dijo que su pronóstico incorpora la suposición de que la Unión Europea cumplirá con su plan para prohibir las importaciones de petróleo crudo y productos derivados del petróleo por vía marítima desde Rusia. Sin embargo, el pronóstico no incluye posibles restricciones en el seguro de envío porque no se conocen los detalles.

Y aunque se espera que Estados Unidos y la OPEP+ aumenten modestamente la producción, la agencia espera que la producción de Rusia caiga 1.1 millones de barriles por día entre mayo de 2022 y finales de 2023. Esa es una caída más pronunciada de lo que la agencia esperaba anteriormente.

Por Matt Egan.

CNN Español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *