Explotó un auto «bidonero» en una estación de servicio de Clorinda

Desde la semana pasada, diferentes estaciones de servicio en Formosa adoptaron restricciones para garantizar el stock de combustibles y confirmaron que no dispensarán más a bidones ni vehículos de gran porte con patentes internacionales.

En este contexto, se conoció una noticia que pone en evidencia el trasfondo de la decisión tomada días atras: alrededor de las 12 del mediodía del miércoles, en la ciudad formoseña de Clorinda, efectivos de la Comisaría Territorios Nacionales, acudieron a un requerimiento del Comando Radioeléctrico Policial en la estación de servicio AXION, ubicada en calle Soldado Argentino y Tucumán del Barrio Nazareno, donde se produjo la explosión de un automóvil Volkswagen.

Según las averiguaciones practicadas, el conductor había cargado nafta y al intentar dar arranque al vehículo, por razones que se tratan de establecer, se prendió fuego el barril que transportaba en la parte trasera, produciéndose así la explosión del coche, que se cree que era «bidonero». Esto motivó que el conductor saliera corriendo del lugar para evitar las llamas, dejando sus pertenencias.

En el lugar, realizaron las labores los efectivos de Bomberos, quienes apagaron el rodado incendiado y el personal de Criminalística realizó las tomas fotográficas.

Las medidas adoptadas la semana pasada son por tiempo indefinido y responde a la faltante que presentan otras estaciones por el “sangrado de combustible” que realizan los denominados “bidoneros”. 

Esto sucede, entre otras cosas, por el bajo costo que tienen los combustibles argentinos en comparación con otros países de la región. Ya en octubre del año pasado, la reapertura de los pasos fronterizos entre Paraguay y Argentina generó un alerta sobre el posible desabastecimiento de combustible no solo en Formosa sino también en localidades limítrofes de Misiones, debido a que por la conversión entre el peso argentino y el guaraní, para los extranjeros cargar nafta y gasoil actualmente es más económico en las provincias argentinas.

En Paraguay, el combustible es más caro que en Argentina y Brasil.

Faruk Jalaf, Presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios y Afines del Nordeste, advertía ante ese panorama que ya se estaba «evidenciando un desabastecimiento en las estaciones de servicio en la región«“Vienen con bidones a buscar el combustible por la calidad de nuestros productos y sobre todo, por el precio; para ellos es mucho más conveniente, pero esto no es bueno para nosotros. Nos va a generar falta de combustible, habrá desabastecimiento”, dijo. Ahora, también, comienza a haber también peligros y riesgos por esta práctica ilegal.

Nea Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.