Información General

El sistema de transporte eléctrico es una barrera para el crecimiento de la generación renovable

El desarrollo de los negocios de generación renovable enfrentan marcado escollo dado por la falta de capacidad de las líneas de transmisión eléctrica

En el transcurso de los últimos 15 días, salieron a la calle tres anuncios de proyectos y licitaciones en energías renovables que dejaron la sensación de que existe un prometedor e ilimitado escenario para la concreción de obras e inversiones en el sector. YPF Luz comunicó llevará adelante la construcción de su cuarto parque eólico en General Levalle (Córdoba) que tendrá una capacidad de generación de 155 MW y demandará una inversión de u$s260 millones.

Pampa Energía -el grupo piloteado por Marcelo Mindlin- confirmó que, con un desembolso estimado de u$s500 millones levantará un nuevo parque eólico de 300 MW cerca de Bahía Blanca. Y la Secretaría de Energía, lanzó una licitación que, con una serie de limitaciones, apunta a ampliar el parque de generación y almacenamiento de energías renovables

Pero más allá de las cifras y proyectos en danza, el desarrollo y sustentabilidad de los negocios de generación renovable enfrentan marcado escollo dado por la falta de capacidad de las líneas de transmisión eléctrica que se necesitan para llevar la energía producida hasta los grandes clientes y centros de consumo.

El sistema de transporte del sistema eléctrico nacional viene funcionando al límite de su capacidad técnica por la falta de inversiones que arrastra desde más de una década en obras de ampliación y tendido de nuevas líneas de alta y media tensión.

A diferencia del sector de distribución donde las empresas operadoras como Edenor y Edesur tienen que hacerse cargo de las inversiones de expansión del servicio, las transportistas eléctricas (Transener, Transnoa, Transnea, Transcomahue, Distrocuyo, EPEN, Transba y Transpa) solo tienen la obligación de «mantener y operar» las redes de transporte. 

Según las reglas de juego del sector eléctrico, el que tiene la responsabilidad de diseñar, aprobar y autorizar las obras de ampliación de las redes de transporte -con los mecanismos de repago correspondientes- es el Estado a través de la Secretaría de Energía.

Pampa Energía confirmó un desembolso de u$s500 millones para levantará un parque eólico cerca de Bahía Blanca

Cuáles son las barreras del crecimiento de generación renovable

Por medio de dos informes, tanto el área energética –que conduce la massista salteña Flavia Royón–, como la cámara que agrupa a las principales generadoras eólicas reconocieron y alertaron sobre la situación extrema que se registra con el sistema de transporte eléctrico y los efectos adversos que provoca la saturación de las redes sobre el parque de generación.

En la última reunión del Consejo Federal de Energía (CFE) realizada a fines de diciembre, los funcionarios de Energía presentaron a las autoridades provinciales un documento de trabajo donde admiten los siguientes problemas operativos del sector:

  • El sistema eléctrico, cuya base normativa surge de la reforma del Estado de la década del 90 y sufrió diversas modificaciones a partir de la crisis del 2001, presenta en la actualidad diversos obstáculos para su sostenibilidad social ambiental y económico-financiera.
  • La incorporación de nueva generación renovable se encuentra limitada por la barrera que implica la saturación del sistema de transmisión.
  • La principal limitante de incorporación de nueva generación es la utilización prácticamente plena de la capacidad de transporte de todas las regiones exportadoras. Esta ha sido una constante en el desarrollo del SADI (Sistema Argentino de Interconexión).
  • Las capacidades de transporte del Noroeste solar y la Patagonia eólica se encuentran totalmente utilizadas. La región del Comahue tiene un facto de uso del 72%, mientras que el Noreste se convirtió transitoriamente en una región importadora, pero es de esperar vuelva a sus guarismos típicos superiores al 80% cuando se recupere la generación hidroeléctrica.
El sistema eléctrico presenta diversos obstáculos para su sostenibilidad social ambiental y económico-financiera

Límites a la generación de energía renovable

En tanto, la Cámara Eólica Argentina (CEA) advirtió que «el principal límite que enfrenta hoy un mayor despliegue de la generación renovable es la capacidad de transporte remanente en el sistema eléctrico. Ni la ley nacional de energía renovables, ni los compromisos asumidos en la COP 26 han ido de la mano del desarrollo de herramientas concretas para la ampliación del sistema de transporte en alta tensión que sean consistentes con dichas metas».

Por medio de un estudio elevado al Gobierno a mediados de enero, la CEA -que fue creada en 2017 y aglutina a más de 20 empresas operan parques eólicos en ocho provincias- destacó que «no se ha logrado articular un esquema que permita trazar metas claras de ampliación del sistema y mecanismos para pasar de los estudios a planes, de allí́ a licitaciones y a materializar los proyectos».

El trabajo presentado por el titular de la entidad, Bernardo Andrews, resaltó que «el  acelerado proceso de integración de generación renovable a la red en un marco de parálisis de las obras de ampliación del sistema de transporte ha llevado a que actualmente sólo quede disponibilidad estimada para otorgar prioridades de despacho por 116 MW a proyectos a instalarse en el NEA (área que recibió por primera vez solicitudes para proyectos fotovoltaicos) y 216 MW en Litoral (área que no ha despertado interés a la fecha para el desarrollo de proyectos a gran escala)».

Agregó que «la disponibilidad de nodos con prioridad de despacho en áreas favorables a la generación eólica terminó de agotarse con las últimas asignaciones de 100 MW en el corredor Patagonia-Comahue-Buenos Aires y de 244 MW en el corredor Centro-Cuyo-NOA».

Para los directivos de la cámara «la única posibilidad de que la generación renovable siga creciendo en la próxima década dependerá de que se comience a materializar alguno de los proyectos de ampliación del sistema de transporte que ya han sido extensamente evaluados desde el punto de vista técnico y conceptual por la Cammesa, las transportistas troncales y la Secretaría de Energía».

Entre los proyectos que estarían más cerca de madurar, el estudio de la CEA identificó las obras correspondientes a las líneas de evacuación de la energía que producirán las centrales hidroeléctricas que se están construyendo en Santa Cruz y las líneas que forman parte del denominado «Plan Amba I» destinado a garantizar el abastecimiento y la creciente demanda de la región metropolitana.

El sistema de generación eléctrica funciona pero se complica su transporte por diversas limitaciones

Ambos proyectos tienen la particularidad de que están atados a líneas de créditos provenientes del Gobierno y de empresas chinas que imponen como condición la compra de la mayor parte de los materiales y equipos a proveedores de ese país.

Pese a los anuncios oficiales, esas inversiones se siguen demorando. El informe de la CEA advirtió que «las obras no tienen fecha de inicio cierto porque hasta ahora no se han definido, ni discutido las condiciones de acceso al financiamiento chino».

Por Antonio Rossi

iProfesional