El presidente de YPF reaccionó a las críticas de Juan José Aranguren por la falta de gas

Pablo González le recriminó al exministro de Energía y Minería no haber construido un gasoducto durante la gestión de Mauricio Macri; “No tendríamos este problema ahora si lo hubiera hecho”, explicó.

El presidente de YPF, Pablo González, le respondió este lunes al exministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, en el marco de la crisis energética que experimenta la Argentina junto a la falta de gas para el invierno. “Me lo tuve que fumar dos años y no se le ocurrió hacer un gasoducto”, afirmó González.

En primera instancia, el líder de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) remarcó que la “falta tanto de gas como de gasoil son un problema”, a la vez que insistió en que ambos inconvenientes podrían haberse resulto con una única decisión cuatro años atrás, durante la gestión de Cambiemos.

“Me lo tuve que fumar dos años (A Juan José Aranguren) mientras caía la actividad petrolera y además no se le ocurrió que tenía que hacer un gasoducto”, arremetió González, que luego bromeó: “Yo vengo de Santa Cruz, estoy caído fuera del mapa y sabía que teníamos que construir otro gasoducto”.

Tras el comentario, explicó por qué con la edificación de aquel gasoducto se hubiese saneado la complicación. “Argentina tiene la segunda reserva de gas en el mundo y no hay manera de evacuarla. Tenes dos gasoductos que salen de Vaca Muerta y están colapsados”, detalló en diálogo con Carlos Pagni.

Y añadió: “Si se hubiese previsto el crecimiento de la producción de gas, si hubiéramos tenido el gasoducto, no tendríamos el problema de importación que estamos teniendo. Argentina tiene la potencialidad para producir más gas, lo que pasa es que tiene un problema de transporte de gas y crudo”.

Consultado sobre por qué, frente a la falta de acción del Gobierno de Mauricio Macri, el oficialismo no avanzó con su construcción, el presidente de YPF se justificó: “Estamos haciéndolo. Se tomó la decisión de poner 600 millones de dólares del aporte extraordinario en la creación de un nuevo gasoducto”.

“No se puede hacer rápido porque tampoco se puede imponer la edificación del mismo mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU)”, indicó a la vez que aclaró: “Hubo que buscar más financiación y alcance jurídico para continuarlo. Si se pudo haber hecho con mayor antelación, no sé”.

En los últimos tramos de la entrevista, González se refirió a la crisis energética y buscó llevar tranquilidad a la ciudadanía: “El panorama energético es bueno, en el mediano y largo plazo. Tenemos la segunda reserva de gas no convencional del mundo y la cuarta reserva de petróleo no convencional del mundo”.

La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.