El gobierno liberó 26 mil millones para comenzar el gasoducto de Vaca Muerta

Paolo Rocca, jefe de Techint, logró que acepten la entrega de los caños en Buenos Aires y se sacó de encima el traslado a Neuquén. En los próximos días se licita la obra civil y la construcción arranca en agosto.

El gobierno finalmente le liberó a Paolo Rocca casi un cuarenta por ciento de la licitación que ganó para proveer los tubos sin costura del gasoducto Néstor Kirchner y el jefe de Techint ordenó a su fábrica de Brasil que empiece a enviarlos a Buenos Aires.

El desembolso será de 26.800 millones, al tipo de cambio oficial unos 216 millones de dólares, alrededor de un 40% del total de la licitación. Rocca, que viene desplegando un intenso lobby sobre la administración de Alberto Fernández, coronó así una semana impecable, en la que también consiguió que el Presidente se decida a firmar el decreto que permite sacar divisas del país a las petroleras que operan en Vaca Muerta y logró esquivar una condena a prisión por un caso de corrupción de la justicia de Milán. 

Rocca consiguió además que los tubos se entreguen en Buenos Aires, pese a que la obra queda en Neuquén. No es un tema menor: no hay en el país capacidad logística para trasladar semejante cantidad de tubos.

“El pliego favorece a Techint, dice que los caños deben entregarse en un radio de 80 km de la Ciudad de Buenos Aires”, afirmó una fuente del sector. Se trata de 583 km de caños sin costura, monopolio de la empresa de Rocca en la región y que a nivel mundial solo compite con China.

Rocca coronó con el pago de 216 millones de dólares así una semana impecable, en la que también consiguió que el Presidente se decida a firmar el decreto que permite sacar divisas del país a las petroleras que operan en Vaca Muerta y logró esquivar una condena por un caso de corrupción de la justicia de Milán. 

Ahora sólo resta que el CEO de Techint complete la documentación para que pueda acceder a los dólares, que tenía pisados el Banco Central.

A principio de mayo, el Gobierno Nacional adjudicó la licitación de cañerías para el gasoducto a la Empresa SIAT del Grupo Techint, único oferente. La compañía de Rocca tiene el monopolio en la región de ese insumo y a nivel global sólo compite con China.

En los papeles la construcción del gasoducto quedó a cargo a Energía Argentina (Enarsa), ex Ieasa,  empresa estatal a la que también se le otorgó la concesión de transporte de gas.

En ese mismo decreto presidencial de febrero pasado se determinó que se constituiría un fideicomiso de administración y financiero, denominado Fondesgas para realizar la administración, total o parcial, de las obras, designando a Energía Argentina como el fiduciante y al BICE como fiduciario. Los recursos del fideicomiso se constituyen con los fondos derivados de la Ley 27.605, conocida como Aporte Solidario o impuesto a las grandes fortunas, a los que se suman otros fondos específicos de la Secretaría de Energía.

Pasados mas de tres meses, finalmente se firmó el contrato para la conformación del fideicomiso de administración y financiero del Fondo de Fesarrollo Gasífero Argentino que permitirá administrar los bienes que serán utilizados para la construcción del gasoducto.

El presidente de Enarsa, Agustín Geréz, encabeza la reunión en la que se constituyó el fideicomiso para hacer el gasoducto de Vaca Muerta.

La firma se concretó en la sede de Enarsa, en una reunión encabezada por el presidente de la empresa, Agustín Gérez, quien destacó que la obra “impactará positivamente en el desarrollo de la República Argentina”.

Por su parte, el presidente del BICE, José de Mendiguren, señaló que “ante la crisis energética mundial, no existe un proyecto más estratégico que éste para el país.”

“La oferta adjudicada se ajusta a los exigentes plazos de entrega que dispusimos y por eso estamos convencidos que el Gasoducto Néstor Kirchner se encamina a ser una obra emblemática desde todo punto de vista”, agregó Gerez.

Techint también se presentaría en la licitación de la obra civil, en la que pretende competir la constructora Sacde.

Ahora el paso que sigue es la licitación de la obra civil que, según adelantó el secretario de Energía, Darío Martinez, se realizará a comienzos de junio.

Según trascendió, las empresas que confirmaron que van a participar de esta licitación son, otra vez, Techint y la constructora Sacde.

Fuentes del sector anticiparon que la obra se podría dividir tres etapas. “La licitación de la primer etapa va a ser para Rocca, la segunda para Sacde y quizás exista un tercera donde entren otras empresas”, afirmaron las fuentes consultadas.

Por Luciana Glezer

La Política Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *