Cada vez hay menos autos con GNC

Desde el año 2012 hasta el 2020 la cantidad de automotores con equipos de GNC en La Pampa fueron decreciendo en forma persistente, a un promedio del 7% anual. Así lo revela el trabajo elaborado por el Enargas. El organismo de contralor de las empresas concesionarias del servicio de gas natural en Argentina estudia dos indicadores con los cuales analiza el mercado del gas natural vehicular.

Uno de ellos es la relación entre vehículos habilitados y estaciones de carga en el período 1998-2020. «En La Pampa el número de vehículos con GNC tuvo un comportamiento algo más volátil, determinando en forma primaria la evolución del indicador a lo largo de la serie. De esta manera, el patrón general observado es que mientras el número de vehículos habilitados experimentó una tendencia irregular de crecimiento, interrumpida por algunas caídas, las estaciones de carga tuvieron variaciones anuales casi siempre positivas con la excepción del 2011, 2017, 2018 y 2019», sostiene el reporte.

El estudio explica que mientras el número de autos habilitados fluctúa de acuerdo a la evolución del precio del GNC en relación al de la nafta, la evolución de las estaciones de carga responde a factores más rígidos, tales como la capacidad de acceder a un servicio firme de gas natural.

Tres etapas.

El trabajo sostiene que desde 1998 hasta 2020 se pueden distinguir tres etapas distintas de la evolución del indicador. La primera, desde 1998 a 2004, que se inicia con una baja del indicador durante el primer año. Luego, a partir de 1999 se observa una continua suba como producto del incremento más visible de los vehículos habilitados (promedio anual del 39%) en relación a los puntos de carga, que pasaron de 2 estaciones en 1998 a 4 en 2000 y a 5 en 2004.

«Cabe señalar que la evolución de los vehículos por estación durante estos años parece haber estado condicionada en alguna medida por la recesión de los últimos años de la Convertibilidad, en tanto este período culmina con el indicador creciendo y llegando al máximo de la serie con 1.595 vehículos por estación en 2004, un 163% por encima de los valores de 1998 (607)», sostiene Enargas.

La etapa siguiente, que abarca desde 2005 a 2011, se caracteriza por un descenso del indicador, finalizando con dos años de variación positiva en valores similares a los del 2001 (756 vehículos por estaciones de carga en 2011 vs 733 en 2001) y levemente inferiores a 2007. Este descenso del indicador se dio como producto de las variaciones más altas de los puntos de carga, que pasaron de 6 en 2005 a 11 en 2011 respecto de la evolución de los vehículos habilitados, que cayeron al 1% promedio anual hasta 2009 y luego crecieron en los últimos dos años al promedio de 3% anual, mientras las estaciones cayeron de 12 a 11 en 2011″, añade.

Caída continua.

Por último, desde 2012 en adelante el indicador experimenta una caída continua, finalizando en 2020 con el mínimo de la serie (311 vehículos por estación). «Esta tendencia decreciente se originó en la caída de los vehículos, que lo hicieron a un ritmo del 7% anual mientras que los puntos de carga pasaron de 12 en 2012 a 14 en 2020», explica el informe.

Así, el indicador en 2020 alcanzó valores 80% menores al máximo de la serie en 2004 (1.595) y 49% menores al inicio en 1998 (607).

El reporte también menciona que hubo una baja en las conversiones de vehículos registrada desde el 2016. «Probablemente haya estado incentivada por las variaciones del precio del GNC y el diferencial con la nafta súper. Estas variaciones a su vez estuvieron originadas por el incremento de precios desde abril 2016, en un contexto marcado por las expectativas de aumento del precio del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), que fue efectivizado a partir de octubre de ese año», concluye el trabajo.

Otro indicador con tendencia en descenso.

El segundo indicador que estudia Enargas para analizar el mercado del gas natural vehicular es el gas entregado en relación con las estaciones de carga. En este caso, el período a revisar va desde 1993 hasta 2020. Este indicador corresponde al volumen anual del gas entregado a usuarios de GNC dividido por el número de estaciones de carga en la provincia.

La evolución del gas entregado por las estaciones de carga de GNC responde a factores específicos del mercado, tales como la cantidad de vehículos habilitados, la relación del precio del GNC con el de las naftas, las características propias de los vehículos que ingresan a este mercado y las nuevas tecnologías de las conversiones, que generan menor consumo unitario a medida que se desarrollan, entre los más destacados.

En primer término, desde 1993 hasta 1997 se observa una tendencia incremental continua del promedio de gas entregado. En esos cuatro años hubo una sola estación de GNC en la provincia. Desde 1998 hasta 2004 el indicador registra dos tendencias: descendente hasta el 2000, impulsado por el crecimiento de los puntos de carga, y ascendente hasta 2004, con el gas entregado aumentando a un promedio anual del 112%, en relación a las estaciones de carga, que pasaron de 4 en 2001 a 5 en 2004.

A partir de 2005 el indicador desciende de manera continua hasta 2009, impulsado principalmente por el crecimiento de las estaciones de carga, que duplicaron su cantidad (pasaron de 6 a 12), mientras que el gas entregado para GNC decreció en un promedio anual del 1 por ciento.

Entre 2010 y 2015, el indicador tuvo movimientos irregulares con una relativa estabilidad y con variaciones similares tanto en las estaciones de carga como en el gas entregado, finalizando con valores un 7% superiores a 2009. El período 2016-2020 se caracteriza por una tendencia a la baja del indicador durante todos los años a raíz de la caída del gas entregado, con relación a las estaciones de carga, que cayeron levemente.

La Arena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.