YPF ya despejó el camino para lograr un canje anticipado de su deuda

La firma comunicó este sábado a la Comisión Nacional de Valores que, debido al amplio nivel de aceptación de la propuesta de reestructuración, levantó el piso del 70 por ciento estipulado para validar todo el proceso de reestructuración de deuda.

El 58,4 por ciento de los acreedores de YPF aceptaron las condiciones propuestas por la petrolera para reestructurar la deuda y aplazar en cuatro años el vencimiento de 1000 millones de dólares que vencen en marzo de 2021. A raíz de ello, la firma comunicó este sábado a la Comisión Nacional de Valores que levantó el piso del 70 por ciento estipulado para validar todo el proceso de reestructuración. Además, fuentes cercanas a la operación aseguraron que el 21 de julio se otorgarán nuevos instrumentos para los bonistas que aceptaron la propuesta y se mantendrán las condiciones early bird para los nuevos ingresantes.

En la propuesta inicial, presentada a principios de mes, la petrolera había ofrecido a los inversores dispuestos a canjear en la primera etapa, denominados early bird, 100 dólares en efectivo y 950 dólares en nuevos bonos con vencimiento en 2025 por cada 1000 dólares nominales de los papeles a canjear. A comienzos de la semana pasada se mejoró esa oferta al poner sobre la mesa 125 dólares en efectivo y 925 dólares en bonos.

Además, se introdujo un ajuste en la estructura de amortizaciones al pasar de a un esquema semestral que comienza en septiembre de 2021, en lugar de uno anual que comenzaba en marzo de 2022, tal como era lo establecía la propuesta inicial. Este nuevo esquema permite reducir la vida promedio del nuevo bono (de 3,2 en su versión original a 2,8 en la nueva estructura) y además le permite a YPF tener un cronograma de vencimientos más espaciado, reduciendo a su vez el riesgo de refinanciación futuro.

De ese modo, la compañía alcanzó casi el 60 por ciento de adhesión. “Es una noticia optimista que contribuye a mejorar el perfil de deuda con el objetivo de destinar más dinero a las inversiones y la actividad productiva de la empresa”, aseguraron fuentes que siguen de cerca el proceso.

Por Antonella Liborío
EconoJournal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.