Sostienen que falta un 20% de gasoil para cubrir la creciente demanda

Desde la Cámara de Expendedores de Combustibles reconocieron que por la mayor actividad económica creció un 20% la demanda, pero en las estaciones de servicio reciben los cupos históricos.

Un viejo problema, que parecía superado, volvió en las últimas semanas. Se trata del faltante de gasoil y afecta en particular a viñateros y chacareros, que por estos días están empezando a incrementar los consumos por las tareas de la época. En este panorama, desde la Cámara de Expendedores de Combustibles reconocieron que por la mayor actividad económica creció un 20% la demanda, pero en las estaciones de servicio reciben los cupos históricos del año pasado, cuando las ventas eran inferiores a las de ahora. El resultado es que los hombres de campo deben peregrinar por varios lugares antes de conseguir el combustible suficiente para mantener sus equipos en marcha.

 «Hay mayor actividad y estamos recibiendo los mismos cupos del año pasado», dijo Analía Salguero, desde la Cámara de Expendedores de Combustibles de San Juan. Y por eso estimó que el faltante es de un 20%. 

El problema es que, por ejemplo en los viñedos, están empezando con las pulverizaciones para combatir las plagas, como la de Lobesia botrana y necesitan tener en funcionamiento los tractores. Y en las chacras están a full, por ejemplo, con el tomate para industria, ajos y cebolla.

El faltante había comenzado entre mayo y junio, después se normalizó bastante, pero ahora volvió.

Un dato a tener en cuenta es que un tractor grande consume unos 80 litros de gasoil por día y los productores se encuentran con que en algunas estaciones de servicio les venden entre 50 a 100 litros por día, por lo que deben recurrir a buscan en varios lugares hasta conseguir los litros suficientes.

Eduardo Garcés, con fincas en El Mogote, en Chimbas, y en 9 de Julio, habló de las «dificultades» para conseguir el gasoil suficiente y contó que algunas semanas debe recorrer dos o tres estaciones de servicio para conseguir el combustible que necesita.

Nelson González, de la Cámara de Productores Agrícolas, dio a conocer que «no se consigue la cantidad de gasoil suficiente que necesitamos y cuando hay en una estación, nos ponen cupos». 

El problema de fondo es que las petroleras prefieren vender el crudo en el mercado internacional antes de comercializárselo a las refinadoras locales. Eso lleva a que, pese a que la demanda crece, las refinadoras no están trabajando al tope de su capacidad por falta de materia prima y se ven forzadas a importar el gasoil para garantizar el abastecimiento. No obstante, el diferencial de precios es tan grande que esa importación termina siendo una operación costosa y nadie quiere hacerla. Los privados tratan de importar lo menos posible y el mayor peso recae sobre YPF que, al ser la petrolera de bandera, se ve forzada a incrementar esas importaciones a perdida para minimizar los problemas en el mercado local. Pero no resulta suficiente.

  • La última suba

El último aumento de los combustibles tuvo lugar desde la medianoche del domingo 21 de agosto y tuvo como efecto que en San Juan el precio del gasoil más barato quede por arriba de los $146.

La estatal YPF modificó sus pizarras y aplicó a todos sus combustibles un aumento promedio del 7,5%, de esta manera el gasoil más barato de esa empresa en la provincia ahora pasó a costar 146 pesos y la Infinia 204. Además, la nafta Súper pasó de valer $128,7 a $142,1 y la Infinia Nafta trepó desde $160,7 a $177,4

Según dieron a conocer desde la petrolera estatal, la suba del 7,5% promedio en naftas y gasoil tuvo como razón que se hizo «en función de la evolución de las variables que inciden en la formación de los precios de los combustibles».

La petrolera estatal controla más del 55% del mercado minorista de los combustibles en la Argentina.

Por Claudio Leiva

Diario de Cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.