Shell incorpora un nuevo destilador aumentará la producción de combustibles

Raízen Argentina, licenciataria de Shell en nuestro país, inició una parada técnica en su refinería ubicada en la localidad de Dock Sud, para concluir un proceso que se inició hace ya cinco años: incorporar un nuevo destilador que permitirá aumentar el procesamiento de crudo liviano proveniente de Vaca Muerta.     

La parada de planta tiene una duración aproximada de 45 días. Se trata de un evento planificado con mucha antelación, para el que la compañía ha dispuesto de un régimen de importación de combustibles, almacenamiento y logística, de modo de asegurar el abastecimiento del mercado.

Pero además, aportará eficiencia energética a la operación mediante consumos más eficientes y reducción significativa de emisiones.

La torre en cuestión fue construida en Argentina, con la participación mayoritaria de PyMES cercanas a la comunidad. En el proceso de puesta en marcha, trabajarán en forma ininterrumpida y simultánea más de 110 empresas contratistas y 1.200 operarios, totalizando unas 550.000 horas hombre.

La iniciativa se enmarca en el plan de inversiones de 715 millones de dólares anunciado oportunamente. Según expresaron desde la empresa, se trata de “uno de los hitos más importantes en la historia de la petrolera en el país”. 

En la actualidad, el complejo industrial de Dock Sud tiene una capacidad de producción diaria de 108.000 barriles. Fue la primera refinería en América latina y la tercera en el mundo en certificar su gestión ambiental.

Por Arguello Juan Carlos

Economis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.