Robots y drones: la tecnología de punta que usarán para el gasoducto a Vaca Muerta

Referentes de Techint, Sacde y BTU dieron detalles de la obra del gasoducto Néstor Kirchner respecto a la llegada del equipamento y la contratación de personal. Todos subrayaron que el principal desafío son los plazos.

Las constructoras del primer tramo del gasoducto presidente Néstor Kirchner detallaron cómo avanza la obra en la incorporación de maquinaria y de personal. Tanto la UTE Techint-Sacde como BTU coincidieron en que los plazos son desafiantes pero están en la búsqueda constante de incorporar tecnología que favorezca el proceso en cada etapa.

Con motivo del EnergyDay de Econojournal se reunieron referentes de las tres empresas involucradas en la construcción del gasoducto: el director de Techint, Gustavo Gallino, el director ejecutivo de Sacde, Pablo Brottier y el director de BTU, Carlos Damián Mundin. La UTE formada por las empresas Techint y Sacde realizarán un total de 440 kilómetros mientras BTU hará lo propio en 131 kilómetros.

Para la obra, Brottier destacó la incorporación de la soldadora automática: «es una especia de robot que se toma de los caños y suelda con multiples antorchas de manera tal que la precisión de la soldadura es altísima«.

«El proceso tradicional es que hay que soldar, después se hacen radiografías de las soldaduras y se detectan errores el sistema», explicó. Esta soldadora puede «ir corrigiendo en tiempo real cualquier defecto que haya. Una de las principales causas del retraso de un gasoducto es tener que volver a reparar soldaduras. Acá el nivel de error es muy bajo«, aseguró.

A su vez, mencionó la incorporación de la «planta de doble junta que lo que hace es unir caños de a dos, de manera que en el campo se hace una soldadura cada dos y no en cada tramo. La primera se hace bajo control industrial».

A su turno, Gallino recordó que será la primera vez que la soldadora se use en la Argentina, «la hemos usado en otros proyectos, no es que vamos a venir a probar. A su vez, comentó que se utilizarán drones para «medición de avances, medición de excavación, de ubicación, de forma determianda de todos los tubos. Todo lo que esté al alcance dentro de las nuevas tecnologías lo vamos a poner al servicio del proyecto«.

Por su parte, Mundín nombró la incorporación de soldadoras semiautomaticas para el tramo que va desde la provincia de La Pampa, hasta la cabecera final de la obra en las inmediaciones de Salliqueló, Buenos Aires. Esta soldadora «requiere un operador pero también optimiza los plazos de producción de soldadura de algunas de las pasadas«, explicó.

Con esta incorporación proyectan «mejorar los avances«. A su vez, «vamos viendo en cada una de las etapas qué incorporación de tecnología se puede hacer, en directas o indirectas. Estamos constantemente analizando. Trabajamos fuertemente en el desarrollo de la ingeneiria para tener la mejor solución para ejecutar en campo», subrayó.

Otra de las novedades se presenta en el cruce de la traza con el río Colorado. Brottier detalló que se hará «una perforación dirigida, nunca se va a tocar el curso del agua con la obra si no que se va a hacer un tunel de mil metros que cruza debajo y sale del otro lado con una protección total. Es parecida a una perforadora de petróleo que lo hace de forma horizontal».

Además del equipamiento, cada empresa contratará personal nacional de cada provincia por donde cruzará la traza de este primer tramo. Gallino de Sacde informó que ya tienen más de 700 personas contratadas. Estimó que requerirán un total de 3.000 trabajadores que «se va a ir contratando en función de las distintas aperturas de distintas fases que tiene el proyecto».

Con proyecto de esta naturaleza y magnitud, «hay que multiplicar el total por tres en el impacto en la cadena de valor», explicó. Al respecto, Brottier detalló que cuando abrieron la demanda de trabajo «a través de las redes y otros medios recibimos más de 30.000 curriculums para cubrir esas 3.000 personas». Desde BTU llevan un total de 180 contratados con una proyección de empleo de 550.

Brottier subrayó la cantidad de personas a emplear para operar los equipos y sistemas y resaltó que «nosotros confiamos 100% en mano de obra nacional. Traemos algunos pocos técnicos de afuera para esta tecnología de punta. Vienen a entrenar gente al país. Son los grandes proyectos lo que dan el salto tecnológico de la industria«.

Respecto a las capacitaciones, desde Sacde destacaron que «son decenas de miles de hora de entrenamiento» para la obra. Por su parte, desde Techint resaltaron que la formación ha favorecido la relación con los gremios, principalmente con la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra).


Los desafíos que implica (y podría implicar) la obra

Desde Sacde advirtieron que se trata de «un proyecto muy importante y para eso, cumplir con el programa es importante». El referente de BTU coincidió y subrayó que es desafiante por los plazos que requiere. Por esta razón, los hitos de la obra se van dando de forma diaria ya que es una operación «que no se detiene».

Respecto a la situación actual, Mundin ennumeró los avances: «hoy ya estamos instalados en la zona de Macachin y Saturno con algunos acopios de cañerías. Ya llevamos alrededor de diez kilómetros de cañería acopiada, también hemos lanzado la apertura de pista y si las condiciones climáticas lo permiten estamos lanzando en esta semana desfile y algún frente de soldadura».

«Es un desafío no solo en el equipameinto si no también en el armado de equipos de trabajo y en la capacitación del personal», agregó. A su vez, los tres referentes coincidieron en la importancia de contar con una cadena segura de suministros y proveedores para el desarrollo de la obra. Techint, por su parte destacó el programa Propymes que favorece a la oferta de servicios local.

Desde Sacde enlistaron los tres desafíos: el primero es la planificación que «es compleja porque involucra muchos rubros pero estamos satisfechos de donde estamos». El segundo es «una vez montado el proyecto en su conjunto, alcanzar los ritmos de produccion que esperamos«. El tercer desafío compartido por los tres referentes «es alcanzar el plazo. Es muy desafiante«.

Entre risas, indicaron que la obra finalizará el 20 de junio de 2023 «al atardecer, para dar una muestra de lo exigente que es el plazo». Gallino subrayó que «vamos a usar hasta el último día para llegar pero estamos convencidos. Hay una predisposición muy grande en todo el país a que este proyecto le vaya muy bien«.

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.