Revive la producción de biocombustibles tras la actualización de valores

Varios referentes del sector explicaron que el acuerdo de precios con el Gobierno es un buen paso para darle un horizonte previsible al sector.

A principios de año, la administración del presidente Alberto Fernández dispuso un aumento inicial del 59% hasta llegar a un incremento del 90,6% en mayo. La Secretaría de Energía será la encargada de aplicar un esquema progresivo de fijación de precios de biocombustibles que se concretará de manera gradual a lo largo de cinco etapas hasta mayo próximo.

En el caso del biodiesel el aumento final del valor alcanzará el 90%, pero el corte obligatorio se reduce al 5% desde enero hasta volver al 10% en mayo. En cuanto al bioetanol, el incremento final será menor pero el corte se mantiene inamovible en el 12%.

Referentes del sector destacaron la medida oficial y aseguraron que les permite volver a poner las plantas en funcionamiento.

Alejandro Abad, presidente de la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb) afirmó: “Afortunadamente, luego de sufrir casi todo el 2020 donde por un año no tuvimos ajuste de precio y durante los últimos cinco meses directamente la industria estuvo totalmente paralizada, la Secretaría de Energía se dedicó a tratar de resolver este problema y plantearon aumentos que permiten de manera paulatina a la industria ponerse en actividad”.

El ejecutivo destacó que era “imposible producir” pero que con la nueva medida, el corte del biodiesel de soja en el gasoil comienza en el 5% para concluir en el 10% en los meses de abril y mayo donde se volverían a “los volúmenes históricos de biodiesel”.

Cuando se publicó la medida en el Boletín Oficial, el 7 de enero pasado, el Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, expresó que “con los productores trabajando se puede hacer madurar el camino del diálogo ya transitado” para analizar los caminos más convenientes junto a todos los actores involucrados.

En tanto, Patrick Adam, director Ejecutivo de la Cámara de Bioetanol de Maíz, definió la medida como “un paso adelante en un intento de ir normalizando al sector”.

“Venimos de un 2020 catastrófico por el congelamiento de precios, la pandemia, la caída del consumo y la falta de respuesta oficial ante la crisis que estábamos viviendo. Por suerte iniciamos un diálogo muy fructífero que terminó en un acuerdo de precios que nos da cierta certidumbre hasta junio de 2021”, explicó.

La secretaria Ejecutiva de la Liga BioEnergética, Verónica Geese, afirmó que las medidas tomadas por el Gobierno “son una buena noticia para todo el sector después de cinco meses de paralización de sus plantas que puso en riesgo muchos puestos de trabajo”, pero entendió que la medida “se podría haber tomado el año pasado y evitar una judicialización”.

Y advirtió que “si se tiene precio y cupo pero las petroleras no compran y no cumplen el corte, todo lo arreglado no va a tener efecto por lo que es necesario empezar las tratativas con las refinadoras”.

Caña de azúcar

En tanto, el presidente del Centro Azucarero Argentino (CAA), Jorge Feijoo, aseguró que el sector recibió “con gran satisfacción esta resolución muy positiva que permite recomponer la economía de las empresas de bioetanol de caña con una perspectiva de cinco meses hasta comenzar la zafra en mayo”.

“Es un escenario muy positivo porque las empresas están en pleno proceso de alistamiento de las fábricas para ver cuál va a ser la producción. El bioetanol en escala es fundamental para la industria alcoholera que emplea 60.700 trabajadores al año”, agregó el directivo.

Finalmente, la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer) celebró la decisión de “un nuevo sendero de actualización de precios del biodiesel para el mercado interno”, al entender que “se inicia el camino para la recuperación del sector que está compuesto por 28 empresas pymes distribuidas en cinco provincias”.

TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *