Récord en Vaca Muerta: superó los 150.000 barriles de producción diarios

Neuquén lo informó en base a las regalías. Se trabaja en una nueva ley para alentar inversiones, pero choca con los problemas de reservas que posee el BCRA.

La formación neuquina venía registrando puntos máximos de fracturas en sus pozos, pero en junio alcanzó otro récord: superó los 150.000 barriles diarios de producción. Esto generó un incremento de las regalías que cobra la provincia de Neuquén.

La industria petrolera se rige por la cotización del barril de petróleo crudo. Cuando merodea los US$ 65, o valores similares, las empresas encuentran rentabilidad. Esto es porque -a casi una década de los primeras exploraciones-, en Vaca Muerta se logró una reducción de costos.

La mayor actividad está logrando una duplicación de las regalías que cobra Neuquén, la provincia que aloja a Vaca Muerta. En enero, los cofres provinciales recibieron $ 3.500 millones de la actividad petrolera (petróleo y gas), mientras que en julio rozaron los $ 7.000 millones.

Los datos reflejan la producción de junio, pero como se liquidan al mes siguiente, las regalías se cuentan como ingresadas en julio.

«En el primer semestre del año, las regalías acumuladas de petróleo aumentaron un 92% y los impuestos provinciales un 63%, convirtiéndose en las dos principales fuentes de ingresos de la provincia, relegando al tercer lugar a los recursos provenientes de la coparticipación federal», informó el gobierno provincial.

La producción viene creciendo un 3% mensual. En junio, Neuquén llegó a los 195.000 barriles diarios de producción, convirtiéndose en la principal provincia petrolera del país. Ese sitial a veces se intercala con Chubut, que aloja a Cerro Dragón, otro de los yacimientos más productivos del país.

El récord de producción encuentra su eje en Vaca Muerta. El «shale oil» es protagonista de esta mejora. El grueso de la producción se destina a la demanda local, y hay remanentes para la exportación.

YPF decidió congelar el precio de los combustibles. Por esa razón, los refinadores locales pagan el barril de petróleo a un valor inferior al internacional. Hubo unas jornadas donde el petróleo comenzó a subir a escala global, y se temió que eso comprometiera la ecuación local. Pero esos sofocones parecen haber pasado, y el precio del petróleo se estabilizó, con perspectiva que siga así durante unos meses.

Los refinadores locales reconocen un barril en torno a los US$ 53, cuando el precio de exportación se acerca a los US$ 65.

De todas formas, el petróleo subió. En 2020 estaba en torno a los US$ 45 y ahora se ubica en torno a los US$ 65. Argentina se guía por la variedad Brent, que es la predominante en todo el mundo, menos en Estados Unidos, donde se utiliza el WTI.

La mejora también alcanza a la actividad del gas. Los estímulos oficiales (el plan Gas) provocaron que el cobro de regalías para Neuquén casi se triplique, mientras que la producción subió de 55 millones de metros cúbicos diarios a 69 millones. La diferencia embolsada por el Gobierno es por mejores precios. En el invierno, el gas se paga más caro que en el verano.

Neuquén se beneficia de mayores regalías, pero también de un incremento en ingresos brutos. En mayo, Vaca Muerta ya había alcanzado los 147.000 barriles diarios de producción, que se explicaban en un récord de «fracturas»:

“El tema es si habrá continuidad. Lo que se está viendo es mayor productividad, conexión entre pozos que ya fueron perforados con anterioridad. Pero ese proceso necesita inversiones para poder continuar y mantener el ritmo» advierten ejecutivos de dos empresas que pidieron no ser mencionadas.

YPF encabeza este “récord” en Loma Campana, donde está asociada con Chevron. Allí obtiene su mayor productividad por pozos.  Las siguen Vista, Shell y Petronas. 

Un especialista consultado, que pidió no ser nombrado, advirtió que la cantidad de equipos que están perforando es menor a la de 2019. “Hay muchos pozos que estaban iniciados, pero no terminados (se los llama DUCS en inglés), que se están conectando y aceleran los proyectos en petróleo. Hay más fracturas por pozo, pero las perforaciones están en baja».

Aunque la foto aparece positiva, se necesita mayor nivel de inversiones. La secretaría de Energía trabaja en una nueva ley para el sector, con beneficios para el ingreso de dólares nuevos. «Las restricciones del BCRA en relación a las deudas de empresas no ayudan a las inversiones”, dicen en varias compañías, más allá del nuevo proyecto de ley.

Por Martín Bidegaray

Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.