Proyectan que la demanda de GNC podría cuadruplicarse

Consultores Energéticos S.A. asegura que el incremento en el consumo podría realizarse en un período de 8 años. Se basan en datos del Enargas.

De cumplirse una serie de factores que tienen eje en la producción de gas de Vaca Muerta, especialistas del sector aseguran que el consumo de Gas Natural Comprimido (GNC) podría cuadruplicarse en la próxima década. La proyección fue realizada por Consultores Energéticos S.A. una empresa especializada en el asesoramiento de estaciones de GNC e Industrias.

La Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA) realizó un webinar sobre Perspectivas del GNC en Argentina, e invitó a los directivos de la consultora, Wenceslao Nuñez y Javier Lapin para brindar un análisis completo del mercado del GNC y sus proyecciones para el corto, mediano y largo plazo.

En base a datos oficiales del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), los consultores detallaron la situación del mercado en pandemia y qué condiciones se deben cumplir para aumentar el consumo diario de GNC en los próximos años. Una de las claves será el desarrollo del gas no convencional de la formación.

Según datos del Enargas recopilados por la consultora, el consumo promedio diario de gas natural con destino a GNC se desplomó durante los primeros meses de pandemia. En detalle, febrero cerró con un promedio de 6,8 millones de metros cúbicos por día (m3/d), en marzo cayó a 4,6 millones de m3/d, abril fue más profundo y cerró en 3 millones de m3/d y a partir de mayo comenzó a subir de forma escalonada hasta un amesetamiento que aún no llega a valores pre pandemia.

Para tener en contexto sobre el mercado del GNC vale realizar comparaciones interanuales. En febrero de 2016, el consumo promedio por día fue de 8,1 millones de m3/d, un año después el promedio cayó a 7 millones m3/d, para luego volver a caer en febrero de 2018 a 6,5 millones de m3/d. El año pasado, en febrero, el promedio fue de 6,6 millones de m3/d.

En números
23,28 millones m3/d es la demanda que podría representar el gas natural con destino al transporte en menos de una década.


Estos datos muestran no solo que nunca se recuperó el consumo de GNC que se registró en 2016 sino también que la demanda para este segmento se amesetó los últimos tres años.

Para el corto plazo, la consultora proyecta que una vez superados los efectos de la pandemia del Covid-19, continuará y se acentuará la tendencia que se manifiesta desde enero 2018, vinculada, en otros aspectos, a la pérdida de poder adquisitivo de los usuarios.

“La infraestructura para permitir un aumento de la demanda es sobria: están las estaciones de GNC, están los productores, están los talleres, las estaciones están distribuidas en todo el país y eso permite un incremento muy importante, y la pérdida de poder adquisitivo motivaría que se continúe con este aumento”, expresó el presidente de Consultores Energéticos S.A, Wenceslao Nuñez, en la presentación.

Con una mirada a mediano plazo, estiman que podría haber un aumento significativo en la demanda siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos: diferencia de precio respecto del combustible líquido –algo que ya es real-, aumento en la producción de gas natural en Vaca Muerta, aumento en la capacidad de transporte, autonomía de los vehículos a GNC, desarrollos de corredores verdes para el transporte pesado y público, y acciones de mitigación o reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Para el largo plazo, la consultora proyectó que podría perderse parte de la demanda lograda en el mediano plazo, en función del desarrollo del GNL para el transporte pesado y del avance de la movilidad eléctrica.

Por último, en base una proyección del Enargas, desde la consultora estiman que la demanda de gas natural con destino al transporte, en caso de implementarse políticas activas que dinamicen el sector, podría alcanzar entre el 2025 y el 2028 los 23 millones de m3/d.

Esos 23,28 millones m3/d estarían divididos en seis segmentos: Autos Particulares (8,91MM m3/d), Utilitarios, (6,51MM m3/d), Taxis y Remises (2,48MM m3/d), Tractores y Camiones Pesados (2,23 MM m3/d), Ómnibus Urbanos e Interurbanos (1,79MM m3/d) y por último Camiones Livianos (1,79MM m3/d).

Queda claro que el mercado del GNC en el país está lejos de lo que podría ser su verdadero potencial y si bien hay segmentos en los que no se debería invertir demasiado como para realmente explotarlo, hay otros sectores como el transporte o la producción que requieren grandes desembolsos y políticas claras.

Por Matías del Pozzi

Rio Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.