Plan Gas.Ar 4 y 5: más producción para el autoabastecimiento y la exportación

El gobierno nacional anunció la extensión hasta 2028 del esquema de incentivos a la producción de gas natural que garantizará hasta 14 MMm3 diarios para abastecer el Gasoducto Néstor Kirchner

de la extensión del Plan Gas.Ar 4 y el lanzamiento del Plan Gas.Ar 5 para cuencas maduras, dos herramientas que permitirán incentivar la producción de gas, atraer inversiones y fortalecer a la industria nacional.

“El mundo sabe que somos la segunda reserva de gas no convencional del mundo, y sabe que tenemos gas para autoabastecernos, para exportar a los países limítrofes y gas para exportar más allá de nuestros límites, si lo licuamos y lo transportamos. Tenemos una oportunidad que no podemos dejar pasar por alto: el desarrollo de toda la producción hidrocarburífera para generar el autosustento y para poder exportar todo el excedente” destacó el presidente Fernández.

Con el objetivo de generar un marco de reglas previsibles que favorezcan la inversión, los planes Gas.Ar 4 y 5 ofrecen a las empresas de hidrocarburos la posibilidad de suscribir contratos más largos y les garantizan precios competitivos para su producción incremental.

El ministro de Economía, Sergio Massa, explicó el objetivo central del Plan: “El desafío es que en el año 2027 la Argentina tenga en la energía el mismo peso dentro del producto bruto que la exportación de proteínas”.

A continuación, detalló los números de ahorro e inversión que estos planes implican para la economía argentina: “El desarrollo del Plan Gas implica dejar de importar y darles a los argentinos el gas que tenemos, eso nos representa un ahorro de 19 mil millones de dólares hasta 2028. En términos de inversión, para los próximos 5 años son 7.000 millones de dólares de inversión. Y agregó: “Solo para el año que viene esto representa un ahorro de 3.200 millones de dólares en importaciones de energía”.

Por su parte, la secretaria de Energía, Flavia Royón, consideró que “Este Plan Gas 4 y 5 es un paso más en el camino estratégico del Gobierno en pos del autoabastecimiento y el desarrollo energético de la Argentina. Estamos tomando decisiones para el mediano plazo, que le dan previsibilidad a los inversores y que le permiten al país acceder a una energía competitiva y garantizar su autoabastecimiento, para las familias, y también para el desarrollo industrial de nuestro país”.

En primer término, el actual Plan Gas.Ar (o “Plan Gas 4”) contemplará la posibilidad voluntaria de que las productoras opten por una prórroga en sus contratos de venta de gas ya suscriptos para la Cuenca Neuquina por un plazo de otros cuatro años (2024-2028). Además, para el caso de la producción convencional de las cuencas Austral y Golfo de San Jorge, las empresas también contarán con la opción de la extensión voluntaria de los volúmenes ya contractualizados.

Al respecto, Royon explicó que “Con este Plan Gas esperamos la máxima producción de gas para nuestro país hacia 2024, esto nos permite el ahorro de divisas y contribuye al ahorro fiscal. Además involucra la generación de valor agregado para las Pymes donde se desarrolla la actividad”.

Como parte de los instrumentos de incentivo a la producción, se anunció el lanzamiento de un nuevo Plan Gas 5, cuyo foco está puesto en las cuencas maduras existentes en distintas regiones de nuestro país (Cuenca Austral Cuenca del Golfo de San Jorge y Cuenca Noroeste). El Plan 5 convocará a las productoras a presentar ofertas en gas convencional o Tight de sus yacimientos maduros, de esta forma se podrá abastecer de gas a los ductos Norte y General San Martín.

“En esta nueva edición hemos tenido una mirada federal, una mirada que contempla a las cuencas maduras y convencionales” definió la secretaria de Energía.

Los estímulos a la producción se inscriben en el diseño de una política que tiene por objetivo la sustentabilidad energética de la Argentina, al asegurar la provisión de gas para la generación eléctrica que necesitan los hogares y la industria nacional, con su consecuente impacto en la estabilidad macroeconómica, al implicar un ahorro de divisas y un impulso a la exportación.

La decisión de extender los actuales esquemas ratifica la voluntad del gobierno nacional de otorgar previsibilidad a la actividad hidrocarburífera con el objetivo de transformar a la Argentina en un actor exportador de relevancia internacional en el mercado del gas.

La construcción del Gasoducto Néstor Kirchner constituye una señal clara de que nuestro país avanza en la consolidación de la infraestructura que garantice el abastecimiento interno y la disponibilidad de gas exportable a partir del incremento cualitativo de la producción.

El gasoducto, cuyo primer tramo entre Tratayén (Neuquén) y Saliqueló (Buenos Aires) se encuentra en ejecución, contará con sus volúmenes asegurados ya que se licitarán 11 MMm3/dia para que estén disponibles en junio-julio de 2023. A esto se sumarán otros 3 millones que deberán incorporarse a partir de enero de 2024. Las empresas que hayan elegido extender los beneficios del Plan Gas.Ar hasta 2028 contarán con prioridad para acceder al nuevo ducto.

El plan de incentivos a la producción 2024-2028 constituye un instrumento virtuoso en la articulación de la planificación pública y la iniciativa privada, al brindar los marcos necesarios para el desarrollo de la actividad hidrocarburífera de acuerdo con la realidad de las distintas cuencas argentinas. De la mano de los planes Gas.Ar 4 y 5 se asegura el lleno del Gasoducto Néstor Kirchner para el próximo invierno y el abastecimiento del mercado interno por los próximos cinco años. De esta forma el crecimiento de la inversión se traduce en una mayor sustitución de importaciones y alienta la actividad industrial y pyme asociada a las cadenas de valor regionales.

El evento contó con la participación de los sectores políticos, gremiales y empresarios involucrados en la actividad. Por parte del gobierno nacional estuvieron presentes: Ignacio De Mendiguren (secretario de Desarrollo Productivo)¸ Federico Bernal (subsecretario de Hidrocarburos); Cecilia Garibotti (subsecretaria de Planeamiento Energético) y Verónica Titto (asesora legal de la Secretaría de energía).

Las provincias productoras contaron con la participación de sus autoridades políticas: Arabela Carreras (gobernadora de Río Negro); Omar Gutiérrez (gobernador de Neuquén); Mariano Arcioni (gobernador de Chubut); Juan Pablo Luque (intendente de Comodoro Rivadavia); Germán lssa (secretario de Economía de Comodoro Rivadavia); Eugenio Quiroga (vicegobernador de Santa Cruz); Maximiliano D´Alessio (secretario de la Representación Oficial de Tierra del Fuego en Buenos Aires) y Cecilia Baudino (subsecretaría de hidrocarburos de La Pampa).

Además, el acto contó con la presencia de Agustín Gerez (presidente de ENARSA), Pablo González, (presidente de YPF) y Pablo Iuliano (CEO de YPF).

También estuvieron representadas otras empresas de hidrocarburos: Diego López (Capex); Mariano Fuentes (Exxon Mobile); Francisco Villamil (Vista Oil & Gas); Allan Blumenthal (Petrobras); Sergio Cavallin (Pluspetrol); Alejandro Ocampo (Shell); Manfred Böeckmann (Wintershall-DEA); Marcelo Midlin (Pampa Energía); Javier Rielo (Total Energía); Hugo Eurnekian (CGC-Compañía General de Combustible); Ricardo Markous (Tecpetrol) y Marcos Bulgheroni (Pan American Energy).

Por el sector gremial: Manuel Arévalo (sindicato del personal del petróleo de Neuquén, Río Negro y La Pampa); José Llugdar (sindicato Jerárquico y profesional de petróleo y gas privado de la Patagonia Austral) y Edgar Villalba (sindicato de Petróleo Privado Salta).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.