Pinamar y Avellaneda pusieron una tasa que encarece a la nafta

Desde la Federación de Empresarios de Combustibles argumentaron que los municipios no pueden establecer gravámenes locales análogos sobre impuestos coparticipables

La Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra) solicitó a los municipios de Pinamar Avellaneda que suspendan la aplicación de una nueva tasa -llamada “tasa vial”- que encarece el precio de los combustibles en esas dos localidades y lo ubica por encima de los aumentos acordados entre las petroleras y el Gobierno a través del programa de Precios Justos.

“En el municipio de Avellaneda, los combustibles líquidos sufrirán un aumento del 0,6% por cada litro expendido por arriba del 4% fijado por el Gobierno y para el GNC el aumento será del 0,8% por metro cúbico expendido libre de impuestos que saldrán del bolsillo de los consumidores. En Pinamar el aumentó producto de la implementación de esta tasa para los turistas será mayor, un 2% del precio libre de impuestos por cada litro o fracción expendido”, explicaron fuentes de Fecra.

Desde la Federación, que agrupa a los propietarios de estaciones de servicio, presentaron notas en los dos municipios donde explicaron los argumentos para pedir la suspensión e impugnación de la tasa, que fue acompañado por un dictamen del estudio del abogado Daniel Sabsay donde se señala la tasa resulta inconstitucional.

“A pesar de su nombre, es un verdadero impuesto sobre los combustibles generado y aplicado por un municipio, soslayando por completo la normativa superior, vigente que prohíbe la aplicación de tales impuestos”, indicaron desde Fecra.

La cámara que agrupa a los estacioneros pidió al intendente de Pinamar que suspenda la aplicación de la nueva tasa

Y detallaron que por la ley 23.548 de Coparticipación Federal de Recursos Fiscales y la Ley 24.130 se ratificó la vigencia del Decreto Ley 505/58 y el acuerdo celebrado entre el Gobierno Nacional y las rovincias el 12 de agosto de 1992, donde se confirma la obligación de las provincias -entre ellas, la provincia de Buenos Aires y sus municipios- de no establecer gravámenes locales análogos sobre impuestos coparticipables.

La Federación de Empresarios de Combustibles confirmó que solicitaron a las autoridades la derogación de la aprobación de la tasa, ya que se trata de un impuesto que afecta directamente a las estaciones de servicio de los partidos mencionados y a sus consumidores.

“Fecra se dirige al señor Intendente de la Municipalidad de Pinamar a efectos de dejar sentada su posición respecto a las modificaciones introducidas a las ordenanzas fiscales y tributarias del municipio que lesionan sensiblemente las economías de las estaciones de servicio ubicadas dentro de su Municipio”, dice la nota presentada por la federación al municipio que encabeza el intendente Martín Yeza. En la carta, solicitan a las autoridades del municipio que reconsideren la aplicación de la tasa vial. La entidad también presentó una carta similar al intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

Luego de un acuerdo de precios firmado entre la Secretaría de Comercio y las principales empresas comercializadoras de combustibles -que representan a las marcas YPF, Shell, Axion y Puma- se estableció que la nafta y el gasoil no deberán subir más de 4% mensual entre diciembre de 2022 y febrero de 2023 y 3,8% en marzo de este año.

“Este es un acuerdo mutuo. El Estado se compromete a poner en garantía el acceso a divisas para las empresas, sobre todo para el abastecimiento de lubricantes, a reducir temporalmente impuestos en la importación de combustibles a los efectos de garantizar abastecimiento para los sectores del agro, sobre todo durante los meses de enero y febrero, son los más importantes”, indicaron fuentes de Economía en noviembre pasado, cuando se firmó el acuerdo.

A fines de este año, el Gobierno tomó la decisión de suspender la actualización pendiente de los impuestos a los combustibles líquidos para evitar su impacto en los precios de venta en los surtidores. Estos impuestos se crearon en 1998 y se actualizan en forma trimestral de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC). Desde 2019, esas actualizaciones fueron prorrogados en varias oportunidades.

Según datos de la Secretaría de Energía, las estaciones de servicio de todo el país sufrieron una leve caída de ventas de sus combustibles premium durante noviembre. Se trata de la primera baja luego de 20 meses consecutivos de mejora.

Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *