Nafta, los efectos del aumento de 9% en la cadena petrolera

Los productores pueden mejorar su precio interno y recuperar márgenes. Las estaciones de servicio encuentran un alivio.

El aumento de un 9% promedio en los combustibles súper y de 11% en los premium, que se estiró hasta casi 14% en la Ciudad de Buenos Aires, repercutirá sobre toda la cadena de comercialización.

En principio, les permite a los productores del petróleo crudo un mejor posicionamiento financiero para los próximos meses, después de tener congelados sus precios a 55 dólares por barril desde marzo del año pasado.

Según fuentes del mercado, empresas como Vista Oil & Gas, Pluspetrol, Tecpetrol, Sinopec, ENAP, Chevron, Shell y Exxon, negociaron con las refinadoras a unos 56 dólares, en un sendero que posiblemente irá creciendo.

La paridad de exportación ronda los u$s 75, por lo que estas firmas perdían casi 20 dólares por entregar el producto en el mercado local.

Aguas abajo, la actualización de precios en surtidor «también tiene un peso específico elevado en el mercado laboral, y sirve para contener más de 60.000 puestos de trabajo y el acompañamiento de la actividad de comercialización de combustibles», explicaron en el sector.

Las estaciones de servicio, consideradas servicios esenciales, «se encuentran muy por debajo del punto de equilibrio».

«Existen importantes riesgos de sostenibilidad de la actividad y resulta imprescindible una mejora de los ingresos de la red», agregaron las fuentes.

El incremento de precios de la nafta y el gasoil ocurrió en medio de una fuerte recuperación de la demanda de combustibles, motivada por el rebote de la actividad económica.

Las ventas de naftas en diciembre de 2021 fueron las más altas de la historia y quedaron un 8% por encima del mismo mes de 2019; en diésel, en tanto, el consumo trepó 10%.

El consumo en estaciones en provincias limítrofes, en particular Misiones, se había incrementado en varias estaciones de servicio en hasta dos veces el consumo histórico.

Se repitieron imágenes de automovilistas brasileños y paraguayos que aprovechaban el bajo precio en dólares para cargar o de habitantes locales que revendían los combustibles a precio «blue» en el otro lado de la frontera.

Por otro lado, los productores de bioetanol también tendrán un alivio, ya que sus valores quedaron atados a los precios finales de la nafta.

Según estacioneros, un 10 % de incremento en el precio de los combustibles incide en un 0,04 % en el índice de inflación.

Por Santiago Spaltro

El Cronista

Un comentario en «Nafta, los efectos del aumento de 9% en la cadena petrolera»

  • el 5 febrero, 2022 a las 1:28
    Enlace permanente

    Estimados, en Misiones aumentó un 22% promedio. Saludos. $130.9 la V-Power nafta

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.