Los eléctricos e híbridos disponibles en Argentina

Movilidad no contaminante. Las ventas de coches impulsados por electricidad y aquellos que combinan un motor convencional con otro eléctrico ya superan las 3.000 unidades en el primer semestre de 2022. Un repaso por las diferentes opciones del mercado local.

Hace no mucho tiempo, la posibilidad de acceder a un auto impulsado por un motor que no fuera a combustión era una rareza. Hoy, la tendencia hacia los modelos con propulsores eléctricos e híbridos (combinan un motor a combustión con otro eléctrico) viene en alza. De hecho, hoy en Argentina hay 33 diferentes modelos dentro de ese segmento y entre enero y julio de este año se patentaron un total de 3.453 (82 eléctricos y 3.371 híbridos).

Según Ford, el consumo combinado del Kuga Hybrid es de 5,1 litros cada 100 kilómetros. La autonomía ronda los 800 km y la aceleración de 0 a 100 km/h se obtiene en menos de 9 segundos.
Según Ford, el consumo combinado del Kuga Hybrid es de 5,1 litros cada 100 kilómetros. La autonomía ronda los 800 km y la aceleración de 0 a 100 km/h se obtiene en menos de 9 segundos.
HÍBRIDOS: LOS PRIMEROS EN LLEGAR

El primer escalón de los autos con motorizaciones sustentables lo conforman los híbridos. Hablamos de aquellos que combinan un motor a combustión (por lo general naftero) con otro eléctrico. El Toyota Prius fue el pionero en este grupo en nuestro país; luego, le siguió el Hyundai Ioniq. Sin embargo, después Toyota pobló el segmento con la RAV4, Corolla Hybrid, Camry Hybrid, Corolla Cross Hybrid y Ford hizo lo propio con su SUV Kuga. Todos ellos tienen en común que la batería que alimenta el propulsor eléctrico se recarga sola durante desaceleraciones y frenadas. A su vez, pueden recorrer tramos (muy cortos) en ciudad en modo cien por ciento eléctrico y los extra urbanos con el accionar del motor naftero. Se caracterizan por el bajo consumo general. Por ejemplo, combinando nafta y energía del motor eléctrico, el Corolla Cross requiere 5,1 litros cada 100 km.

El DS7 Crossback E-Tense combina un motor naftero 1.6 litros turbo Pure Tech de 200 CV con dos eléctricos (de 110 CV y 112 CV), ubicados uno en cada eje. Así, es un 4x4.
El DS7 Crossback E-Tense combina un motor naftero 1.6 litros turbo Pure Tech de 200 CV con dos eléctricos (de 110 CV y 112 CV), ubicados uno en cada eje. Así, es un 4×4.
HÍBRIDO ENCHUFABLE: TRAMPOLÍN

Muchas automotrices definen a los híbridos enchufables o Plug-in como “el trampolín” en el camino a la electrificación. Estos, a diferencia de los híbridos a secas, precisan que las baterías del o los motores eléctricos (el DS7 Crossback E-Tense tiene uno en el eje delantero y otro en el trasero) se recarguen, ya sea a través de tomas corriente convencionales (demora entre siete y nueve horas) por medio de cargadores en la red pública y otros dispuestos en algunos concesionarios, o a través de un Wallbox (caja de pared que algunos vehículos ya incluyen en el precio y que demora entre cuatro y cinco horas). ¿Cuál es la principal ventaja de estos? La autonomía, ya que mientras la mayoría de los híbridos convencionales puede recorrer entre 3 y 5 km en modo eléctrico (después interviene el motor naftero), en el caso del Volvo XC 60 puede recorrer hasta 80 km en modo eléctrico con una sola recarga. A su vez, cuando se agotan las baterías el auto puede seguir la marcha impulsado por el motor naftero.

De los 247 vehículos eléctricos en el país, Capital Federal y el área Metropolitana concentran casi la mitad del parque (46%) mientras que en las ciudades de Mendoza y San Juan circula el 5% en cada una (13 y 12 unidades respectivamente), mientras que en 9 localidades de Santa Fe tienen varias unidades disponibles.
De los 247 vehículos eléctricos en el país, Capital Federal y el área Metropolitana concentran casi la mitad del parque (46%) mientras que en las ciudades de Mendoza y San Juan circula el 5% en cada una (13 y 12 unidades respectivamente), mientras que en 9 localidades de Santa Fe tienen varias unidades disponibles.
PIONEROS EN ELECTRIFICACIÓN

La propulsión cien por ciento eléctrica es un gran desafío para un país como el nuestro, no sólo por la ausencia de una red de carga amplia sino por las grandes extensiones que conforman nuestro territorio. Sin embargo, hubo marcas que igualmente desembarcaron (Nissan con el Leaf y Renault con la Kangoo Z.E) y quisieron ser puntas de lanza de una tendencia que tarde o temprano llegará. Así, fue que Nissan se convirtió en la primera terminal en ofrecer un vehículo de pasajeros movido con electricidad capaz de recorrer hasta 230 km con una recarga completa. Manejarlo es una experiencia muy placentera (es silencioso y de rápida respuesta) y puede recargarse en 20 horas en el enchufe de una casa, en ocho horas a través del Wall Box y en 40 minutos en cargadores rápidos.

El Tito S5 tiene 5 puertas y ya está a la venta.
El Tito S5 tiene 5 puertas y ya está a la venta.
ELÉCTRICO “MADE IN ARGENTINA”

En el mercado local también se pueden comprar los eléctricos “made in Argentina”. Por ejemplo, hay tres marcas de producción local que son Sero Electric, Volt Motors y Coradir (Tito y Tita). Los precios de estos autos promedian $1.200.000 y se caracterizan por ser modelos chicos), algunos para cuatro y otros para sólo dos personas. El eléctrico argentino que más revuelo viene generando es Tito (lleva vendidas 53 unidades), un city car que puede alcanzar hasta 67 km/h y que está homologado para circular en ciudad (no puede salir por ruta o autopistas). Su última novedad fue la incorporación de una variante cinco puertas (se ofrecía sólo con dos) y puede solicitarse con un pack opcional de baterías, pudiendo recorrer hasta 300 km en lugar de los 100 km de las versiones iniciales.

Por Elvio Orellana

La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.