Los cinco puntos clave del nuevo plan de incentivos al gas

Las medidas apuntan a que las empresas incrementen la producción nacional de gas para reducir importaciones. Se ofrecerán precios más altos, prioridades de contratación para las empresas que renueven ofertas y un esquema especial para la producción por fuera de Neuquén.

Si bien hasta esta hora se trabaja en la letra fina del anuncio que el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, realizará el jueves a la tarde, hay 5 puntos clave que ya están definidos para el nuevo plan ampliado de incentivos a la producción de gas con los que el gobierno apunta a reducir el nivel de importaciones que este año generó una verdadera sangría de divisas.

El primer punto es la extensión del actual programa, el Plan Gas.Ar o ahora también denominado Plan Gas 4. En este caso lo que se realizará es una convocatoria de corte voluntario a todas las empresas productoras que participaron de las rondas 1 y 3 del esquema, para renovar el volumen y precio de los actuales contratos que tienen fecha de vencimiento en diciembre de 2024.

El nuevo plazo de los contratos a firmar en su mayoría con Cammesa, se extenderá hasta diciembre de 2028, y si bien no se prevé la posibilidad de que las empresas puedan solicitar un precio mayor por su producción, sí se contemplará que puedan realizar lo contrario, es decir que las empresas podrán ofrecer a un menor precio su producción de forma de lograr tener una mejor prioridad en los volúmenes que se permiten exportar.

En este caso se tratará de un proceso voluntario y no una subasta, como se realizó en el inicio del programa, en enero del 2021.


Un nuevo plan gas

En segundo punto clave es el lanzamiento del nuevo Plan Gas 5 de cara a contar con gas para el futuro gasoducto Néstor Kirchner que debería estar listo el 20 de junio del año que viene. En este caso la metodología sí será la de subasta, como se realizó con las rondas anteriores del programa. Pero se aplicará una prioridad para las empresas que hayan extendido los contratos de las rondas 1 y 3 del programa actual.

Esta nueva convocatoria contará con un volumen flat, o base, de 11 millones de metros cúbicos disponibles desde junio de 2023, que deberán elevarse en otros 3 millones a partir de enero de 2024, sumando así un total de 14 millones de metros cúbicos diarios.

El tercer punto clave es un incentivo diferencial para las cuencas que no son la Neuquina, es decir para la producción proveniente de la Cuenca Austral, Cuenca Noroeste y Cuenca del Golfo San Jorge, ya que se trata de sectores productivos cuya producción se transporta por gasoductos que tienen actualmente capacidad de transporte ociosa.

En este caso lo que se busca es que las empresas activen proyectos que puedan sumar nuevos volúmenes de gas a inyectar en los gasoductos San Martín y Norte, aplicando un cambio en la forma de contabilizar la curva de producción sobre la que se base el programa, que en lugar de ser tomada desde el 2020 como es actualmente, se contabilizará desde el punto de declino previsto de cada desarrollo.

El incentivo para que las firmas aporten más gas desde estos puntos del país, es que no habrá precio tope predefinido, sino que será la secretaría de Energía la que evaluará cada una de las propuestas que se presenten.

El cuarto punto nodal de los anuncios que realizará Massa hoy a las 19, es que el nuevo plan de incentivos subastará un volumen adicional para los meses de invierno de 7 millones de metros cúbicos por día, que deberán estar disponibles para los inviernos de 2024 a 2028.

En tanto que el quinto y último punto estratégico del plan de Massa es el precio máximo al cual podrán acceder las empresas para el nuevo Plan Gas 5. El actual esquema -y la extensión que se busca hacer de esos contratos cerró a un valor promedio de 3,55 dólares por millón de BTU para la producción plana.

El nuevo Plan Gas 5 contempla elevar ese valor máximo al cual podrán acceder las empresas hasta los 4 dólares, un valor muy por debajo de las cotizaciones que tiene el gas fronteras afuerta, pero que permite a las operadoras tener mejores ingresos por su producción ante el impacto de la inflación.

Pero la zanahoria va un poco más allá, dado que el programa que se espera que sea presentado este jueves en una conferencia desde Casa Rosada, contemplan que el gas de pico invernal, es decir los 7 millones de metros cúbicos adicionales que se esperan a partir del invierno del 2024, podrá cotizarse hasta los 8 dólares por millón de BTU.

Fuentes de la industria destacaron que si bien se trata del precio más alto que haya reconocido el gobierno, la posibilidad de que no se complete el sistema de plantas compresoras del futuro gasoducto Néstor Kirchner dejaría sin efecto esa inyección e incentivos, para lo cual las empresas solo contarían con la posibilidad de apelar al cupo de exportación que contemplan tanto el Plan Gas 4 bis, como el nuevo Plan Gas 5.

Por Victoria Terzaghi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.