La diversificación de YPF: litio, renovables y criptomonedas

La recuperación en el precio de las acciones de YPF no solo se vincula a las perspectivas de crecimiento del yacimiento no convencional de Vaca Muerta.

La petrolera YPF continúa mostrando una fuerte recuperación en el precio de sus acciones. La semana pasada superó los 7 dólares por papel y acumula un alza de 19 por ciento en los primeros cuatro días hábiles de octubre. En el año, la suba es de casi 94 por ciento medida en dólares.

Las perspectivas de crecimiento del yacimiento de combustible no convencional en Vaca Muerta es uno de los elementos que potencia las apuestas por la firma, en un mundo en donde la energía se convirtió en uno de los principales puntos de discusión de la geopolítica.

Sin embargo, no es la única frente que genera la atracción de los inversores. La empresa avanza en distintas estrategias para expandirse y diversificarse. Desde litio a energías renovables, pasando incluso por un piloto para minar criptomonedas a partir de gas residual, que es difícil de aprovechar para otros usos.


Litio

YPF comenzará en las próximas semanas el proceso de exploración de litio en una superficie de 20 mil hectáreas ubicadas en Fiambalá, Catamarca. Se trata del primer proyecto de este tipo implementado por una firma nacional. Además, la petrolera avanza en un estudio de factibilidad en La Rioja

En Argentina existen unos 20 proyectos para explotar recursos de litio, pero en casi todos los casos los jugadores son multinacionales. El objetivo de la petrolera nacional es complementar la obtención de este recurso primario con el resto de la cadena valor, como por ejemplo la producción de baterías.

La división de la compañía YPF Tecnología (Y-Tec) tiene planeado comenzar a fin de este año la producción de celdas, que son los insumos claves para las baterías de litio usadas en múltiples industrias, como la de los autos eléctricos.

El mineral es un recurso estratégico para las próximas décadas y el país tiene una posición privilegiada para su explotación. Se estima que en los próximos cinco se multiplicará por 6 la producción actual de carbonato de litio, llegando a las 200 mil toneladas.


Renovables

YPF también tiene los esfuerzos puestos en potenciar proyectos de energía renovable para diversificarse. La semana pasada anunció que buscará iniciar en 2023 el desarrollo de su cuarto parque eólico en Córdoba.

La propuesta es impulsada a través de la división YPF Luz, que aseguró que en la lista de objetivos se incluye también la puesta en marcha de un parque solar en San Juan y dar los primeros pasos para avanzar en el desarrollo de hidrógeno verde, entre otras fuentes de energía renovable. La empresa actualmente tiene el 39 por ciento del share de este tipo de combustibles a nivel local.


Cripto

La compañía también despertó curiosidad en los últimos días por su incursión en el negocio de las monedas digitales. Comunicó que comenzará a utilizar gas residual de Vaca Muerta para la minería de criptomonedas. Se trata de una prueba piloto en alianza con una firma global de minado.

El cliente se encarga de montar equipos informáticos modulares que ofrecen el poder de cómputo necesario para producir activos digitales como bitcoin y el rol de YPF es abastecer con energía esa infraestructura.

Para ello se utiliza gas que no podría aprovecharse para otros usos y termina en desecho, porque se genera cuando todavía los pozos para la explotación de hidrocarburos no están completados. La innovación en este caso es que una vez que el pozo se termina, los equipos modulares para el minado migran para poder alimentarse del gas de otro pozo en fase de desarrollo inicial.

Por Federico Kucher

Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *