Estaciones piden más aumentos a Nación para pagar salarios

Los directivos de la confederación de estacioneros de todo el país (CECHA) reclamaron “mejoras en la rentabilidad”. Fueron recibidos por el gobierno nacional.

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (CECHA), que nuclea a las estaciones de servicio del país, le pidió a Nación mayores incrementos en el precio de la nafta y el gasoil para poder afrontar los nuevos incrementos salariales. Fue en el marco de una reunión entre los directivos de la cámara nacional y del gobierno nacional.

“Venimos con una inflación del 52,3 % entre febrero de 2021 y de 2022, con un último ajuste paritario del 55%, prácticamente un 3,5 % por encima. Hoy ya estamos en nuevas rondas paritarias que muy difícilmente podremos afrontar si no mejoramos nuestra rentabilidad”, le explicó el presidente de la CECHA, Gabriel Bornoroni, al asesor presidencial en temas energéticos, Ariel Kogan.

Por su parte, Bornoroni le remarcó a Kogan la “crítica” situación que atraviesan los estacioneros por la bola de nieve que se armó en el último tiempo con el incremento en el precio del barril, la alta inflación, los cupos de ventas impuestos por las petroleras y el atraso en las comisiones. Un escenario no pudo ser contrarrestado pese a las dos subas en el precio de los surtidores que fueron autorizados este año.

El funcionario ligado al secretario de Energía de Nación, Darío Martínez, tomó nota del reclamo y se comprometió a “trabajar intensamente” en la búsqueda de soluciones. Así lo indicaron a través de un comunicado oficial desde la cámara nacional.

Kogan reconoció las dificultades que existen en la provisión de gasoil y de gas de cara al invierno y les enumeró a los estacioneros las medidas que aplicó el gobierno nacional para garantizar el normal acceso a los combustibles al sector productivo y la comunidad en general.

No es la primera vez que desde la Cecha le piden al gobierno actualizar los precios de la nafta y el gasoil para hacer frente a los incrementos de salarios fijados por paritaria. A principios de año hubo una fuerte campaña de los estacioneros que, incluso, amenazaron con implementar el servicio de playa.

La estrategia era que, si el gobierno no autorizaba nuevos aumentos, las estaciones iban a cobrar un pago extra a la recarga de combustibles para poder aumentar los ingresos de sus empleados. Sin embargo, la medida fue desactivada semanas después por intervención del gobierno nacional.

Por Matías del Pozzi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.