Cámara jujeña teme por posibles despidos en estaciones

La Cámara de Expendedores señaló que eso pasaría si las petroleras bajan 50% el volumen de venta. Apuntó que la razón de la escasez del gasoil en el país es por el aumento de su precio internacional.

El titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Alfredo González, explicó a que si las petroleras reducen los volúmenes de venta del gasoil al 50% y si las empresas no tienen forma de pagar los sueldos, las estaciones de servicios no podrán mantener los puestos laborales del personal.

González añadió que la única salida que tendrían las estaciones de servicios para afrontar esta situación es cobrando un «plus» para poder afrontar los sueldos.

«De acuerdo a que la situación mejore o empeore se aplicará o no. Esto ya se vio hace muchísimo tiempo, hace diez años, cuando hubo desabastecimiento y a las estaciones les recortaron el volumen de combustible», sostuvo.

Además, resaltó que en caso de que empiecen las suspensiones y cierres de estaciones, sobre todo en el interior de la provincia, no podrán aguantar 2 o 3 meses sin producto y tampoco afrontar los sueldos y las cargas sociales.


Las causas

La razón por la que escasea el gasoil en todo el país se debe al aumento de precio del combustible a nivel internacional, y se hace imposible importar el combustible para venderlo a valores de mercado de hoy.

Es por ello que el combustible mayorista, al que acceden las empresas, está entre un 25 y 30% más caro que el que se vende en las estaciones de servicio.

Esto provoca que el mercado mayorista se vuelque al mercado de surtidores, es decir a la venta al público, llevando a que las estaciones de servicios absorban a grandes consumidores y comience a haber faltante.

Asimismo, González dijo que a medida que vaya llegando la época de la cosecha, que ya está empezando en el centro del país, se agudizará más el faltante.

En el centro del país por la soja y en nuestra provincia por el período de cosecha de la caña.


Justificar importación

Una de las opciones para revertir esta situación, remarcó el titular de la cámara local, es que deberán pasar por lo menos entre 30 a 45 días hasta que se vuelva a rearmar la cadena de abastecimiento.

«Eso se va a dar si el Gobierno nacional pone la plata para traer ese combustible, lo que va a tener que generar que los distribuyentes pongan más plata, cobren algún impuesto o la plata salga de alguna partida para traer ese combustible».

«O que suban los precios del mercado interno para justificar la importación de este combustible que está faltando», resaltó Alfredo González.

Por Celeste Marcóniz

El Tribuno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.