El precio del combustible se dispara en el mundo

La guerra de Rusia en Ucrania y el repunte global tras el parón por la pandemia del COVID-19 son los principales motivos de esta suba que complica las finanzas personales en diferentes partes del globo.

Impulsados por la guerra de Rusia en Ucrania y el repunte global tras el parón por la pandemia del COVID-19, los precios de los combustibles se disparan en todo el mundo provocando no sólo que crezca la inflación en los países sino que también las personas comiencen a replantearse sus hábitos de manejo y sus finanzas personales.

De acuerdo a la agencia de noticias AP, en Vietnam, un conductor de mototaxi apagó su app para recibir avisos de clientes para no consumir más nafta durante la hora pico.

En tanto, en Francia, una familia redujo sus planes de vacaciones y un diseñador gráfico en California incluyó el combustible en el cálculo de gastos para salir una noche. Las decisiones son tan variadas como los consumidores y países: caminar o usar más la bicicleta, tomar el subte, el tren o el colectivo. Manejar más despacio para ahorrar nafta o revisar las rutas menos transitadas. Quizá, incluso prescindir del auto. 

Por su parte, para quienes no tienen acceso a un transporte público adecuado o no pueden prescindir de su auto, la solución es resignarse y pagar mientras recortan gastos por otro lado.


¿Cómo se calcula el precio del combustible?

Los precios de la nafta y el diésel son el resultado de una compleja ecuación sobre el costo del crudo, impuestos, poder de compra y riqueza de cada país, subsidios del gobierno cuando existen y la comisión que se llevan intermediarios como las refinerías. Cabe señalar que el precio se calcula en dólares, de modo que si un país es importador de energía, el tipo de cambio también es un factor.

También afectan su valor los factores geopolíticos, como la guerra en Ucrania. Los compradores que rechazan barriles rusos y los planes occidentales de vetar el crudo de Rusia sacudieron unos mercados de la energía que ya enfrentaban problemas de suministro por el rápido rebote tras los cierres de la pandemia.


¿Cuál es el valor del barril de petróleo y cuánto cuesta la nafta en distintos países?

Actualmente, hay un precio global del crudo, unos 110 dólares el barril, pero no hay un precio global de nafta como consecuencia de los impuestos y otros factores.

  • En Hong Kong y Noruega se pueden pagar más de 10 dólares por galón (3.79 litros).
  • En Alemania puede rondar los 7.50 dólares por galón, y
  • En Francia unos 8 dólares. 
  • Aunque unos impuestos más bajos al combustible hacen que la media en Estados Unidos sea algo menor, unos 5 dólares el galón, nunca había sido tan alto.

Si bien en los países pobres la gente nota con rapidez la presión de los precios de la energía, pero europeos y estadounidenses también acusan el golpe.

De hecho, la suba de precios puede volverse un gran problema político. En el país norteamericano, Biden está presionando para que  Arabia Saudita extraiga más petróleo para ayudar a bajar los precios, y anunció un viaje al reino el mes que viene después de que la alianza OPEP que lidera Riad decidiera aumentar la producción. 


¿Cuál es el panorama a futuro?

Dependerá mucho de cómo afecte la guerra en Ucrania a los mercados globales del crudo. Desde AP informaron que los analistas dicen que es casi seguro que parte del crudo ruso se pierda para el mercado porque la Unión Europea, el cliente más grande y cercano de Rusia, prometió poner fin a la mayoría de las compras de Moscú en seis meses.

Mientras tanto, India y China están comprando más petróleo ruso. Europa tendrá que conseguir su suministro de otro lugar, como los exportadores de Oriente Medio. Pero la OPEP, que incluye a Rusia, no está cumpliendo sus objetivos de producción.


Paros en Argentina por aumento en el gasoil

La suba del combustible fue de entre 12% y 20% en la Ciudad de Buenos Aires, y promedió en todo el país el 14,3% en el caso de la variedad común y 17,7% la premium, según datos de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra). Esto suma presión al Índice de Precios al Consumidor (IPC) de junio, teniendo en cuenta que también subieron al menos un 16,5% las tarifas de luz y gas para la clase media y alta.

Como resultado, se activan las protestas. De hecho, los transportistas de Tucumán empiezan este lunes 21 de junio un paro por tiempo indeterminado por la escasez de combustible, en medio de la cosecha de maíz y limones y la zafra de caña de azúcar. La medida complicará el traslado de frutas y verduras desde el norte y hasta el centro de la Argentina.

Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *