El plan de Ancap para vender energía eléctrica en sus estaciones

El presidente de la empresa uruguaya, Alejandro Stipanicic, confirmó que evalúan incorporar cargadores rápidos para los vehículos eléctricos.

La Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) trabaja en un nuevo formato de estaciones de servicio orientadas a los vehículos eléctricos en Uruguay, las “electrolineras” a través de la incorporación de cargadores rápidos en las playas de la empresa estatal.

Con un juego de palabras alrededor de “gasolinera”, el presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, confirmó en declaraciones a Diamante FM que la empresa está evaluando vender energía eléctrica en sus estaciones de servicio, acompañando la transición energética y sustentable hacia la que apunta el país; una iniciativa que se suma al proyecto de vender hidrógeno verde a través de surtidores especiales.

“El futuro es eléctrico”, señaló Stipanicic”, y aclaró que la idea de las “electrolineras” es tener espacios determinados para los vehículos eléctricos antes que agregar cargadores en todas las estaciones de servicio de forma masiva. “En vez de la gasolinera, que vende gasolina, la electrolinera que vende energía eléctrica”, explicó.

Asimismo, añadió que este nuevo concepto deberá desarrollar también una experiencia de uso para los clientes, en la que éstos puedan “hacer algo más” mientras cargan su vehículo. Como ejemplo, el presidente de Ancap señaló la posibilidad de que cuenten con un restaurante, un lugar para ver películas o incluso, para ducharse. “La excusa es ir a cargar un auto pero puede hacer otras cosas”, agregó.

También adelantó que se analiza la posibilidad de que los usuarios reserven una hora para realizar la carga a través de una aplicación.

Según el presidente de Ancap, en la actualidad hay 50 estaciones de servicio que tienen cargadores para vehículos eléctricos en Uruguay, los cuales demoran horas para realizar la carga. En tanto, la carga eléctrica con cargadores rápidos demoran 40 minutos.


El futuro de Ancap

Para Stipanicic, el hecho de que el futuro sea eléctrico no representa un problema para la petrolera estatal, sino un desafío. En este sentido, señaló que “no todo es electrificable en la vida”, por lo que barcos, aviones o la industria siderúrgica pesada seguirán siendo mercados cubiertos de manera tradicional por Ancap.

“¿Cuándo va a estar en problemas Ancap? Capaz que dentro de 30 o 40 años, porque no hay suficiente litio para producir todas las baterías de litio que se necesitan hoy en el mundo”, señaló.

Sin embargo, destacó que Ancap es una empresa que vende energía, por lo tanto “en las estaciones de servicio del futuro de Ancap, habrá que tener supergás, nafta súper, nafta común, gasoil, hidrógeno, electricidad, gas natural comprimido, todo lo que el mercado demande”.

ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *