El Gobierno invierte u$s 1000 millones más en compra de gas

El Gobierno busca cerrar la compra de gas licuado, gasoil y fuel oil para los días más fríos del año. Los pagos de importaciones de energía generan un agujero en el BCRA.

El Gobierno lanzó una doble licitación para comprar en los próximos días Gas Natural Licuado (GNL) y combustibles líquidos –gasoil y fuel oil-, que costarían más de 1000 millones de dólares y serán utilizados en julio.

La empresa estatal Energía Argentina (Enarsa) convocó a los traders mundiales de gas licuado a participar de la cuarta licitación del año para la compra del combustible que llega a los puertos de Escobar y Bahía Blanca.

En esta ocasión se busca la llegada de 13 cargamentos en barcos que vienen de Estados Unidos, Qatar o Trinidad y Tobago, por un volumen equivalente a casi 850 millones de m3 de gas natural (27,5 millones de m3 diarios) en el mes de mayor demanda, debido a las bajas temperaturas.

La presentación de ofertas será el lunes 23 a las 13, mientras que la adjudicación se realizará el martes 24 a las 19, contó una fuente del mercado. Los buques tendrán que descargar en la Argentina entre el 5 y el 29 de julio.

Como las importaciones de gas de Bolivia, gas licuado y electricidad de países vecinos son insuficientes en el invierno para abastecer toda la demanda de gas y energía eléctrica -entre el uso industrial y la calefacción de los hogares-, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), sociedad mixta entre el Estado y los privados, salió a licitar la compra de cinco buques con fuel oil por 200.000 m3 y tres más de gasoil por 150.000 m3.

En lo que va de 2022, la Argentina concretó la compra de 18 cargamentos de gas licuado por unos 1500 millones de dólares, mientras que en todo 2021 había adquirido 56 barcos por u$s 1100 millones.


Cuántos buques falta asegurar

La planificación energética oficial indica que por lo menos se necesitan unos 20 buques más, aunque a principios de año la estimación es que se requerirían unos 69 cargos.

El precio ICE Dutch TTF del GNL de referencia en Europa ronda hoy los u$s 29,50 por millón de BTU, 1 dólar por encima del valor promedio al que el país adquirió recientemente 9 barcos, en la anterior licitación. Aún así, el costo casi cuadruplica el promedio de las importaciones del año pasado, que había sido de u$s 8,33 por millón de BTU.

El pago de cada barco con GNL es por anticipado. Cuesta unos u$s 120 millones y genera un agujero en las reservas del Banco Central, que no puede acumular divisas para importaciones de otros insumos ni para pagar la deuda externa.

Por Santiago Spaltro

El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *