El gasoil llega a pagarse por encima de los $250 el litro y varía según la zona

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga hizo un relevamiento sobre los precios a los que están pagando el diesel los transportistas. Y los precios varían tanto como la disponibilidad.

La situación del desabastecimiento de gasoil sigue tensando la cuerda entre los empresarios de transporte y el gobierno. Los primeros aluden a «al peor de los mundos» como «consecuencias derivadas de la falta de respuestas oficiales y la ausencia de políticas«. Desde el lado oficial, explican que el faltante es por una mejora de la actividad económica. 

El caso es que, junto con los cupos para cargar gasoil y los crecientes tiempos de espera, los transportistas sufren desde hace semanas la discrecionalidad en la fijación del precio y una importante divergencia según la zona geográfica en la que se encuentren, que puede superar hasta los $100 entre una zona geográfica y otra.

Así lo muestra un relevamiento realizado por técnicos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

Mediante una consulta enviada a las 44 Cámaras de transporte que nuclea FADEEAC, se pidió a los asociados que informaran el precio abonado por litro de gasoil ultra o similar (conocido como gasoil grado 2, tipo de combustible que usa más del 80% de las empresas). A partir de la recolección de esos datos se seleccionó para cada provincia el valor mínimo y máximo de compra informado.


Cuáles son los precios del gasoil que pagaron los transportistas en todo el país

El relevamiento de la Federación mostró que en 6 distritos del país el precio por litro superó los 250 pesos (Formosa, Tucumán, Santiago del Estero, Santa Fe, Corrientes y Córdoba), en dos (Chubut y Santa Cruz), el máximo valor solicitado por litro fue de $140; y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, $150.

Variación del costo del Gasoil 20220624
Mapa con el relevamiento de precios del Gasoil según cada región. 

Para la FADEEAC, uno de los factores que influye en la diferencia de costos tiene relación con el complejo entramado impositivo de la Argentina. «La potestad de los tres niveles de gobierno (nacional, provincial y municipal) para aplicar impuestos diversos sobre el combustible es uno de los factores que alimenta las diferencias estructurales en el costo final del litro de combustible», aseguraron.

“Las consecuencias derivadas de la falta de respuestas oficiales y la ausencia de políticas es el peor de los mundos, ya que producen desabastecimiento y cupos en la carga de combustible -de 50 litros o menos en algunos casos-, junto con precios muy elevados y divergentes entre provincias y localidades», dijo Roberto Guarnieri, presidente de FADEEAC. 

Además, el directivo expresó que «La improductividad y los trastornos que provoca esta situación son más que evidentes”, indicó.

Los especialistas en Energía que integran el Departamento Técnico e Infraestructura Vial de FADEEAC explicaron que “la Argentina presenta grandes disociaciones en la infraestructura de almacenaje y transporte de combustible, lo que define un Norte más caro en precios, y un Sur que recibe subsidios para lograr su competitividad. En un país extenso la divergencia de precios de los combustibles es parte del problema original”.

Los expertos agregaron que “el actual contexto de desabastecimiento de gasoil surge de políticas energéticas con graves problemas de diseño en su origen” y advirtieron que “la situación es de una anarquía tan extrema, que aun cuando los precios convergieran a valores infinitos, el suministro no se normalizaría sin una coordinación pautada y elaborada en Mesas de Trabajo que agrupen a petroleros, transportistas y autoridades del Gobierno”.

El último relevamiento de FADEEAC, que tomó la foto de situación entre el 5 y el 15 de junio, mostró que eran 19 los distritos que sufrían dificultades de diferente grado para acceder al gasoil. “Muchos ganan en este proceso, pero su ganancia económica no se deriva de competir y producir, sino de aprovechar la situación de necesidad de los transportistas”, concluyó Guarnieri.


Los transportistas de paro, problemas de abastecimiento de bienes

El retraso tarifario y el desabastecimiento de gasoil llevaron a los transportistas a mantener protestas en varias provincias del país, con epicentros en Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos. En Tucumán hubo un encuentro entre transportistas y el sector industrial, del agro y del citrus, y se acordó renegociar la tarifa.

En tanto, representantes de la Asociación de Autotransporte de Cargas de Santa Fe (AUCCAR) ratificaron su reclamo para revertir el desabastecimiento de combustible en Argentina.

Por su parte, la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (FAETyL) le reclamó la semana pasada al Gobierno que despeje las rutas obstruidas por el reclamo de camioneros ante la falta de gasoil. 

«Nuestra operación logística y de transporte de bienes que realizamos para una diversa cartera de clientes productores se está viendo seriamente afectada y podría derivar en faltantes de productos, tanto para la producción de las distintas industrias como para el consumo», advirtió la entidad.

En un comunicado señalaron que «ante la situación preocupante por la falta de gasoil en la provincia de Tucumán y en otras distintas localidades de nuestro país, FAETyL ha enviado una serie de cartas a los ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Producción, Transporte, Interior, pertinentes para tratar de normalizar la situación».

«Solicitamos instrumentar y gestionar los medios necesarios para garantizar el libre tránsito y acceso a depósitos, centros logísticos y puntos de consumo masivo de los distintos centros urbanos«, se indicó en la nota.

Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.