El gasoducto Néstor Kirchner tuvo una sola oferta

El Gobierno abrió la única oferta para entregar caños al gasoducto Néstor Kirchner que saldrá desde Vaca Muerta. Toda la obra costará unos u$s 1566 millones y se espera tenerla lista para 2023.

El Gobierno abrió este jueves 31 de marzo la única oferta que recibió para la provisión de las cañerías que conformarán el Gasoducto Néstor Kirchner, que saldrá desde Vaca Muerta.

Esta etapa tendrá un costo equivalente en dólares a 567 millones, sobre un total de la obra presupuestado en u$s 1566 millones. La oferta fue de Tenaris Siat S.A., subsidiaria de la multinacional Techint.

El sector especulaba con que un consorcio de empresas chinas liderado por Gezhouba presentara su propia oferta para competir con Techint. Según fuentes del sector, China compró los pliegos pero desistió de participar.

El gasoducto es esencial para evacuar la producción de gas de Neuquén, que creció gracias al shale de Vaca Muerta.

En la Cuenca Neuquina, hubo un pico reciente de 88 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), que saturó la capacidad de transporte. Esto impide desarrollar todo el potencial y obliga a las petroleras a regular su propia actividad.

Los nuevos caños podrán llevar desde Tratayén (Neuquén) a Salliqueló (Buenos Aires) unos 24 MMm3/d extra a lo largo de 656 kilómetros, junto a otras obras complementarias incluidas en el Plan Transport.Ar.

El empresario industrial Paolo Rocca fue el ganador de esta etapa

La intención oficial de la empresa estatal Integración Energética Argentina (Ieasa, ex Enarsa) es evaluar la oferta y adjudicar esta etapa el mes que viene. La obra entera (ingeniería y construcción mediante) podría estar en marcha hacia mediados de año.

El Gobierno apunta a tener operativo el nuevo gasoducto antes del invierno de 2023 para reemplazar importaciones por unos 1000 millones de dólares anuales. Por su lado, fuentes del sector privado desconfían de la celeridad del proceso y recién ven viable que el gasoducto pueda servir para 2024 o recién en 2025.

Este año, en cambio, «ya está jugado», señaló el director general de la petrolera francesa TotalJavier Rielo.

La energía será cara y escasa en la Argentina de 2022; podría haber faltantes de gas para la industria y los autos a GNC en los días más fríos. La Unión Industrial Argentina (UIA) y las pymes piden que el Gobierno presente un plan de racionamiento del consumo.


Licitación del gasoducto de Vaca Muerta

El acto de apertura de ofertas de la licitación pública internacional fue comandado por el presidente de Ieasa, Agustín Gerez, y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, quien es el líder de La Cámpora en el manejo del área.

En otras palabras, Basualdo funciona como el veedor de la vicepresidenta Cristina Fernández Kirchner y del diputado Máximo Kirchner para este sector estratégico de la actividad económica.

Durante las últimas semanas, en paralelo, el ministro de Economía, Martín Guzmán, concentró sus esfuerzos en intentar otorgar certezas a los ejecutivos privados de la industria, seducirlos para que desembolsen millones de dólares en inversiones y destapar el potencial productivo del petróleo y el gas, uno de los que más dólares podría acercar al Banco Central en los próximos años.

En ese tren, Guzmán visitó en Houston, Estados Unidos, el foro CERA Week y esta semana se reunió con el presidente de VistaMiguel Galuccio (ex presidente de YPF en la primera etapa de la estatización), quien le prometió inversiones por u$s 400 millones para este año.

Con todo, el empresario industrial Paolo Rocca, dueño del grupo Techint, puede quedarse con uno de los negocios energéticos del año.

Además de su casi segura adjudicación para los caños, es altamente factible que Rocca pueda alzarse como el ganador de las otras etapas, a través de su subsidiaria Techint Ingeniería y Construcción.

A la puerta del caño, espera, entre otros, el gas de Tecpetrol, otra empresa del grupo. Con su inversión de u$s 2000 millones en el campo Fortín de Piedra, Techint revolucionó la producción de gas en Vaca Muerta, apuntalado por el Estado con un precio diferencial (Resolución 46/2017).

Mientras tanto, cobrará casi $ 160 por metro de cañería almacenado en un depósito, hasta tanto pueda entregar los caños.

Por Santiago Spaltro

El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.