El 50% de las estaciones de servicio opera con números en rojo

La suba de combustibles reciente no modificó el escenario del expendio, que reclama una mejora en las comisiones. Continúan el cupo y los faltantes

El expendio de combustibles sigue inmerso en una fase de crisis que parece no tener fin. Los comercializadores acumulan reveses comerciales desde los tiempos previos a la pandemia de Covid-19 y en el sector señalan que, aunque este año ya ocurrieron 4 aumentos de la nafta, los números económicos siguen por el piso. Los empresarios remarcan que estos incrementos no redundaron en una suba en las comisiones que perciben los puntos de expendio, congeladas desde hace 4 años, por lo que la enorme mayoría de las estaciones de servicio no alcanza a empatar los costos operativos.

Desde CECHA, la confederación que nuclea al expendio, indicaron que el «descalce» que sufren los puntos de venta es del orden del 32 por ciento.

Se informó, además, que casi el 50 por ciento de las estaciones de servicio hoy funciona con ventas por debajo del punto de equilibrio. Según la entidad, la media histórica nunca superó el 20 por ciento.

«Las estaciones con problemas financieros se duplicaron en estos meses. Si bien en el sector no han ocurrido despidos y se está cumpliendo con todos los acuerdos y pautas salariales, lo cierto es que la situación no mejora y en breve tendremos que sentarnos a dialogar paritarias. Lamentablemente, las autoridades no nos atienden ni nos hacen parte del plan energético«, dijo Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA.

En ese sentido, el directivo sostuvo que los porcentajes no se tocan desde hace 4 años.
Aseguró que «los estacioneros quedamos en medio de peleas políticas que nada tienen que ver con nuestro sector», y remarcó la necesidad de incrementar, precisamente, las comisiones para que el expendio al menos pueda empatar con la inflación.

«Sin aumento en las comisiones, bueno, el estacionero no obtiene una mejoría visible cada vez que suben las naftas. En comisiones estamos al menos un 32 por ciento por debajo de lo que deberíamos. Coincide con el atraso que tiene el precio de los combustibles, que también está muy por debajo», afirmó Bornoroni.

«El valor del litro tiene un retraso en ese mismo porcentaje. Así como nosotros estamos con números en rojo, las petroleras nos han compartido que están en una situación similar», agregó.

El titular de CECHA destacó el esfuerzo que viene haciendo el rubro para mantenerse en pie, al margen de este funcionamiento por debajo del punto de equilibrio que sufren al menos 3.300 estaciones de servicio distribuidas en toda la Argentina.

«Casi la mitad está vendiendo muy por debajo de los 392.000 litros estimados como, justamente, equilibrio para las estaciones. A ese problema tenemos que añadir que la situación del abastecimiento no ha mejorado y la disponibilidad de producto continúa acotada», dijo.

Para luego añadir: «Las estaciones de servicio de bandera continúan sujetas a un régimen de cupos que impide cualquier incremento en los volúmenes de ventas. Por su parte, las estaciones «blancas» –esto es, sin bandera de alguna compañía– siguen con esos problemas de faltantes que se han vuelto una costumbre en los últimos años. Hoy estamos en un escenario en el que ningún estacionero tiene libertad plena para comercializar el combustible que demanda el mercado».

Por último, Bornoroni interpretó a las complicaciones financieras y operativas que enfrentan las estaciones de servicio como el resultado de «la falta de una política energética clara. No existe un plan en ese sentido y solo se vienen implementando parches que enseguida dejan de funcionar. En nuestro caso, la prueba está en que los secretarios de Energía siguen sin atendernos«.

Por Patricio Eleisegui
iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.