Combustibles, minimizan impacto inflacionario

Gabriel Bornoroni, titular de la la Confederación de Entidades de Hidrocarburos, dijo que «la actualización de YPF nos da un respiro a las 5.000 estaciones de servicio que operan en todo el país». Minimizan impacto en la inflación.

El último estudio de Cecha reveló que desde junio a diciembre del 2021 se disparó el IPC nacional, el precio de los Alimentos y bebidas que mide el INDEC, el precio de leche y el pan, pero la nafta súper se mantuvo congelada. FEC

El presidente de la Confederación de Entidades de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), Gabriel Bornoroni, celebró el alza de los combustibles luego de 260 días de congelamiento de precios y aseguró que la medida le da “un respiro” a las 5.000 estaciones de servicio y a las 65.000 familias que sostienen su operación.

“Estamos atravesando una situación compleja, con altos costos e ingresos a la baja desde hace casi nueve meses; y esta medida trae un poco de alivio para el sector”, planteó el dirigente empresario.

“Las estaciones estamos pasando por una situación crítica. A la recesión de 2018 se sumó luego la pandemia y casi en el último un año un atraso en los precios de los combustibles que nos puso la soga al cuello”, advirtió. “En un contexto con inflación sin techo, con paritarias al 54 % y carga impositiva altísima, la actualización dispuesta por YPF nos da un poco de tranquilidad para seguir trabajando y sostener la operación. El desafío hacia adelante es evitar que se vuelva a ensanchar ese desequilibrio”, marcó el cordobés Bornoroni.

Gabriel Bornoroni, presidente de Cecha, que reúnen a más de 4.800 estaciones de servicio de todo el país, expresó su preocupación por la situación del sector.
Gabriel Bornoroni, presidente de Cecha, que reúnen a más de 4.800 estaciones de servicio de todo el país, expresó su preocupación por la situación del sector.

El atraso del precio de los combustibles con relación al resto de los precios implica que cada estación de servicio tiene que vender mayores volúmenes para evitar pérdidas. Como lo indica el último informe de expendio de combustibles elaborado por CECHA, el punto de equilibrio de una estación de servicio con 2 operarios de playa por turno, 1 cubrefrancos, 1 encargado de turno y 1 empleado administrativo se encuentra actualmente en 313.500 litros, volumen mensual que no alcanza el 47,2% de las estaciones de servicio del país.

Según el último reporte de Cecha al 24 de enero, desde que comenzó la última recesión en Argentina, a comienzos de 2018, el mercado minorista de combustibles líquidos perdió ventas por 8 millones de m3, lo que representa 5.1 veces el volumen total vendido durante abril de 2018, el mes tomado como referencia. Gran parte de esa pérdida se produjo desde el inicio de la pandemia, que calcularon en 6 millones de m3, 3,8 veces el volumen total vendido durante abril de 2018, 75% de la pérdida total.

Además, durante diciembre de 2021, el volumen total de combustibles líquidos vendido en el canal minorista argentino (serie desestacionalizada) estuvo todavía 1,8% por debajo del nivel de abril de 2018, situación que ocurrió en 16 de las 24 jurisdicciones provinciales.


Estacioneros minimizan impacto inflacionario por suba de combustibles

Consultado sobre la posibilidad de que esta corrección de precios se traslade a los valores de la canasta básica de alimentos, Bornoroni aprovechó para desterrar ese mito. Según informes elaborados por la entidad en base a datos del INDEC, un 10% de incremento en el precio de los combustibles incide en un 0,04 % en el Índice de Precios al Consumidor. “Esa es la realidad, que los actores de la economía utilicen esto como un aval para aumentar todo es otra cosa”, aseguró.

El último estudio de Cecha reveló que desde junio a diciembre del 2021 se disparó el IPC nacional, el precio de los Alimentos y bebidas que mide el INDEC, el precio de leche y el pan, pero la nafta súper se mantuvo congelada.

ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.