Denuncian que en Colón circulan vehículos con obleas truchas

El ingeniero civil, a cargo de los controles de seguridad en las estaciones de servicios de GNC, pidió que la Fiscalía determine si hay personas detrás de la maniobra que puede poner en riesgo a la comunidad por posibles explosiones como la ocurrida recientemente en la provincia de Córdoba.

Los responsables de estaciones de servicios de GNC advierten sobre la posibilidad de explosiones con los graves riesgos para trabajadores, automovilistas y familiares por la proliferación de obleas de GNC truchas.

El ingeniero civil, Fabián Cejas, hizo una denuncia penal para que las Fiscalías de Colón y Pergamino investiguen las prácticas comerciales ilegales de venta de obleas de GNC falsas.

El profesional se encarga del control periódico de las medidas de seguridad de las estaciones de servicios de GNC de la región y en los últimos días surgieron alertas de los propios playeros.

Los trabajadores de las playas de expendio de combustible han manifestado que se han dado al menos dos casos de automovilistas con calcomanías falsas con la intención de cargar los tubos en las islas de las empresas.

La presentación judicial, realizada a través de la Policía de Colón, indicó que detrás de la maniobra de comercialización ilegal habría un sujeto de esa ciudad cuya actividad inescrupulosa habría trascendido a los oídos de los dueños de estaciones de servicios.

El ingeniero Cejas pide que la Justicia disponga el secuestro de cada vehículo que se detecte que tenga una oblea trucha para que sirva como medida ejemplificadora para aquellos que recurren al mercado negro de las obleas de homologación de los equipos de GNC.

Tiempo de Pergamino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.