Avanza en Córdoba la puesta en marcha de la Ley de Biocombustibles

La Provincia formaliza así la relevancia de los biocombustibles, la bioenergía, los biomateriales y bienes reciclables en el cuidado y protección del medio ambiente.

El Gobierno de Córdoba dispuso avanzar en la implementación de la Ley de Biocombustibles ahora a partir de una resolución del Ministerio de Coordinación que dispone que los pliegos de contrataciones de bienes, servicios y obra pública deberán incluir cláusulas de preferencia a las ofertas que incluyan la provisión de bienes reciclables o biomateriales y/o el uso de biocombustibles en los vehículos que integran su flota o de sus eventuales subcontratistas.

Desde la publicación de la norma, la Provincia formaliza así la relevancia de los biocombustibles, la bioenergía, los biomateriales y bienes reciclables en el cuidado y protección del medio ambiente y el rol esencial que cumplen en el marco de la transición energética, el otorgamiento de beneficios en términos de ponderación y puntuación a las ofertas de proponentes que utilicen o provean esos tipos de combustibles y bienes, según consignó un comunicado del Gobierno provincial,

“Entendiendo las particularidades de cada contratación, cada organismo contratante de la Provincia deberá determinar en el caso concreto, la modalidad bajo la cual se acreditará la provisión de los bienes reciclables o biomateriales y/o el uso de biocombustibles”, señaló el documento

La normativa reglamenta el artículo 4 de la Ley 10721 de Promoción y Desarrollo para la Producción y Consumo de Biocombustibles y Bioenergía sancionada en noviembre del año pasado.

El decreto 0918/2020 designó al Ministerio de Coordinación como Autoridad de Aplicación de la Ley, quedando bajo competencia de la Dirección General de Compras Contrataciones del Ministerio de Finanzas, la redacción e inclusión obligatoria de estas cláusulas especiales.

La intención de la Provincia, manifestada en la normativa votada por la Legislatura, es que no sólo la flota de vehículos oficiales sea impulsada por biocombustibles, sino también la del transporte público, taxis y remises y también el transporte privado, entre ellos el de cargas.

Comercio y Justicia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.