YPF ya tiene la ley y la traza inicial del oleducto hasta Punta Colorada

La Legislatura sancionó la ley pedida por la petrolera. Estiman el inicio de las obras para el primer cuatrimestre del 2023. Se ocuparán 2.400 obreros para ejecutar el ducto y la terminal.

El proyecto del oleoducto de YPF sorprendió en Río Negro, pero su evaluación lleva unos tres años, con relevamientos en el puerto de Sierra Grande.

Aprobada la ley requerida a la Provincia, la petrolera avanzará en los trámites y estudios definitivos para el ducto y la terminal marítima, previéndose su inicio para el primer cuatrimestre del 2023, con dos años y medio para su finalización.

Ambas construcciones serán simultáneas, con una ocupación que llegará a unas 2.400 personas, según los cálculos iniciales. La operatividad definitiva sumará 200 operarios.

El tratamiento legislativo fue exprés, con la primera aprobación (25 de agosto) a los tres días de su ingreso parlamentario (22 de agosto). Además, el respaldo fue casi unánime, un solo voto en contra (Pablo Barreno del FdT), y respondió a la concordancia de fuerzas favorables del gobierno nacional, empezando por YPF, y del oficialismo provincial.

En la línea compartida, la prioridad se concentró en el desarrollo energético-económico y su generación de empleos, parcializando los habituales interrogantes por su impacto ambiental. Esa cuestión se expuso -esencialmente- en la pedida modificación de la ley de 1999 (N° 3308).

La norma sancionada el viernes excluye a las construcciones de ductos hidrocarburíferos y terminales portuarias de las tareas prohibidas en el Golfo San Matías por aquella legislación, dejando sí la privación para la «prospección, exploración y extracción petrolífera y gasífera».

Para YPF, ese golfo -según su presentación al bloque del FdT- tiene «características naturales que lo convierten en un punto de exportación clase mundial para el crudo de la cuenca neuquina».

La modificación legislativa comprendió reacciones críticas, especialmente de organizaciones ambientales de San Antonio.

En contrapartida, el respaldo más evidente partió de Sierra Grande, empezando por sus autoridades y siguiendo por entidades comerciales, sociales y gremiales. El jueves, en la previa de la última sesión, se concretó una movilización de aporte importante en la localidad serrana.

Su expectativa consiste en el posible impulso económico en la localidad. En su estación marítima, a 34 kilómetros, se construirá la Terminal, que la petrolera planea como «el mayor puerto exportador de crudo de Argentina».

YPF solicitó 250 hectáreas y la Provincia evalúa ceder parte de un campo recuperado de unas 3.500 hectáreas, cercano al predio de la zona Franca y a unos 2 kilómetros al sur del puerto.

Su diseño inicial prevé 20 tanques y dos monoboyas, instaladas a 6,7 kilómetros de la costa. Su concreción exigirá hasta 1.400 personas y, luego, su operación un centenar, con una inversión de 600 millones de dólares.

La inversión para las ejecuciones del ducto y de la Terminal marítima totalizará unos 1.260 millones de dólares, que YPF planea afrontar con su disponibilidad.

«No tiene interferencia con el proyecto de Hidrógeno», es otro punto del informe de la petrolera a los legisladores.

La otra obra es el oleoducto de 700 kilómetros entre Vaca Muerta y el puerto serrano, En territorio rionegrino totalizará unos 635 kilómetros.

Su nombre será Vaca Muerta Sur y la petrolera estatal prevé reducir al mínimo el impacto ambiental y, por eso, promete en Río Negro que procurará aprovechar «las pistas o caminos existentes», a partir del sistema de Oleoductos del Valle (Oldelval).

Su recorrido de oeste a este -según el diseño preliminar- se proyecta al norte del río Negro y su cruce se planea próximo a General Conesa. El resto de la traza se direcciona al sur, paralela a la costa y, finalmente, se orienta hacia el mar, a la altura de Sierra Grande.

Obviamente, el bosquejo es preventivo, quedando estudios y aprobaciones de las autoridades provinciales, como también, las identificaciones de los propietarios-superficiarios.

Para el primer cuatrimestre del 2023, YPF prevé comenzar con ambas construcciones. Las autorizaciones previas no son pocas, entre ellas, la solicitud de concesión por tramitar en la secretaría de Energía de Nación.

Río Negro deberá prepararse para cumplir con la incorporada «actividad de control y fiscalización del transporte de hidrocarburífero», como también, la «infraestructura» y las «terminales para la carga y descarga» de buques, según su función central de la norma recientemente sancionada.


Un trámite legislativo exprés, con alineados y deserciones

El proyecto de YPF, acompañado por JSRN, tuvo -curiosamente- su mayor reparo en los peronistas, puntualmente en el bloque del FdT. Cuatro de sus miembros negaron sus votos: Pablo Barreno lo rechazó, María Grandoso se abstuvo mientras que Ignacio Casamiquela y José Luis Berros se retiraron del recinto en ocasión de la votación.

La resistencia de los tres últimos ocurrió en la segunda vuelta, sorprendiendo por su inicial voto afirmativo y, además, porque fueron autores en la elevación.

En realidad, el expediente, pedido por YPF y alentado por el oficialismo provincial, ingresó con casi la totalidad de las rubricas, con la excepción de Barreno y la de Luis Noale, quien admitió sus dudas aunque finalmente acompañó después de sus consultas en San Antonio y Sierra Grande.

María Grandoso se abstuvo en la votación en segunda vuelta. Foto: Pablo Leguizamon.

La petrolera argumenta un excedente en la producción de Vaca Muerta y que urge su salida por nuevos oleoductos, previendo incluso su exportación. Proyectó y apuró la habilitación rionegrina para el ducto y la terminal de Punta Colorada. Aún así, los peronistas se sorprendieron con la inquietud traída inicialmente por la bancada de JSRN.

Se originaron entonces consultas a las autoridades nacionales, incluso la presidenta del bloque del FdT, María Eugenia Martini logró un zoom para sus legisladores con el mandamás de YPF, Pablo González. Ese contacto permitió conocer las primeras precisiones técnicas y reafirmar la urgencia de su concreción.

Esa charla consolidó el alineamiento parlamentario, como también, los requerimientos de González al senador Martín Doñate y al ministro Martín Soria. Incluso, el ministro Sergio Massa pidió igual acompañamiento al bloque del Frente Renovador. «Es un proyecto estratégico», fue el mensaje recibido por Alejandro Ramos Mexia .

En el oficialismo, González lo habló con la gobernadora Arabela Carreras y, finalmente, recurrió al senador Alberto Weretilneck. Ella «nunca respondió», recordó el jefe de la petrolera en el zoom con el FdT para explicar su raid legislativo.

Las construcciones del ducto y de la Terminal en Punta Colorada se iniciarán en marzo del año próximo. El plazo de ambas ejecuciones -que serán simultáneas- se estiman en dos años y medio.

Aún así, JSRN se apartó del relato del oleoducto y relató de la inclusión de controles y fiscalización de la Provincia para compartir con Nación mientras se explicó la quita de la prohibición de los oleoductos y terminales en el Golfo San Matías para permitir la «oportunidad» de inversiones, Los cinco legisladores oficialistas que hablaron en el recinto no puntualizaron en la inversión de YPF, salvo su titular, Facundo López cuando aludió simplemente a las inversiones adelantadas por el FdT.


Ese debate estuvo en el primer tratamiento, con doce exposiciones. JSRN alistó a Sebastian Caldiero (miembro informante), Roxana Fernández, Carlos Johnston, Adriana Del Agua y cerró López. Por la oposición hablaron Ramos Mejía (FR), Daniel Belloso (Unidad Ciudadana), como también, Juan Martín (Juntos por el Cambio) y del FdT expusieron Martini, conjuntamente con Noale, Daniela Salzotto y Ramón Chiocconi (en trámite su bloque).

Esa primera votación arrojó el único rechazo de Barreno, sin discurso. En la segunda vuelta -sin exposiciones- Grandoso solo adelantó su abstención mientras se retiraban Casamiquela y Berros del recinto. Las razones de las negativas y las revisiones de sus votos aún se desconocen.

Fue un trámite legislativo rápido y, también, incómodo para muchos.


Definiciones y datos del marco petrolero

«YPF aspira duplicar su producción de petróleo en los 5 años. Ahí radica hoy el cuello de botella si no hay obras significativas», explicó Sebastián Caldiero (JSRN).

«Río Negro debe tener un marco jurídico adecuado para planes de inversión y, por eso, la reforma de la ley 3308 que nos permita sentarnos en una mesa para analizar proyectos», dijo además el legislador del oficialismo.

«La estación portuaria de Punta Colorada, a partir del 2025, podrá despachar un buque cada cinco días», la presidenta del bloque del FdT, María Martini.

«Los tiempos cambian y la actividad hidrocarbirífera offshore podría hacerse de manera segura con estándares internacionales, con empleo y bienestar», remarcó Juan Martín (JxC).

Este proyecto «es el producto del trabajo entre la Nación y el Estado rionegrino», aclaró Alejandro Ramos Mejía (FR).


El monto de las obras
660millones de dólares arroja la primera estimación del costo del oleoducto Vaca Muerta-Punta Colorada.

600millones de dólares se calcula la construcción de la “Terminal Marítima onshore/offshore” de Punta Colorada.

Por Adrián Pecollo

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.