YPF alcanzó la producción de petróleo más alta en 15 años

Fue el mes pasado cuando por el impulso de Vaca Muerta se superó la marca de octubre de 2006, en la era de Repsol. El rol de los socios y la señal de alerta por la caída de las reservas.

Un promedio de 259.453 barriles de petróleo operados por día alcanzó YPF el mes pasado, marcando la producción más alta de la compañía de los últimos 15 años, la mayor no solo desde la reestatización del 51% de la empresa, sino incluso desde la época de Repsol YPF.

De acuerdo a los registros oficiales de la secretaría de Energía de la Nación que se elaboran sobre declaraciones juradas de las empresas, la petrolera de bandera incrementó un 2,97% su producción en comparación con septiembre sumando más de 7.000 barriles por día, y por primera vez batió las marcas de generación de la era en la que el nombre de la compañía comenzaba con Repsol.

Hace 15 años atrás, en octubre del 2006, la producción total de petróleo de YPF fue de los 257.488 barriles promedio por día, un volumen que reflejaba la caída en la producción que se venía arrastrando desde el ingreso de la firma española.

Desde entonces la producción de crudo continuó con esa tendencia a la baja, fuertemente vinculada con el declino de los grandes campos del convencional y al desprendimiento de múltiples áreas de baja productividad y altos costos operativos.

Precisamente, este repunte en los barriles obtenidos se debe al impacto de la mayor producción obtenida de los campos no convencionales y en específico, a Vaca Muerta.


En números
259.453 barriles de petróleo por día extrajo YPF durante octubre. De ese total una parte corresponde a sus socios.

Veamos el detalle. Durante el mes pasado la producción de YPF marcó un récord histórico a raíz de que por primera vez se extrajeron 114.386 barriles de shale oil por día, el tipo específico de petróleo de Vaca Muerta.

Este nivel de producción junto a los 4.252 barriles de tight, llevaron a que el no convencional ya representa casi la mitad de la producción operada de petróleo de YPF (45,7%).

En lo que va del año la producción de los campos de Vaca Muerta marca para YPF y sus socios un notable avance, de nada menos que el 43,46%. Dicho en barriles, la producción de shale oil se incrementó en lo que va del año en 34.657 barriles por día, pasando de los 79.729 de enero, a los actuales 114.386.

Este salto en los yacimientos de la formación fue lo que permitió a la operadora elevar en los primeros diez meses del año un 11,32% su producción de crudo, sumando a la generación diaria un total de 26.392 barriles netos.

La producción de YPF vista por año y por tipo de hidrocarburo da cuenta del crecimiento que permitió Vaca Muerta.

Es decir, que el incremento de la producción de shale oil permitió no solo compensar el declino de la generación convencional que en el período cayó un 6,5%, sino que fue tal el incremento de los rindes de Vaca Muerta que condujo al crecimiento general de la producción de la compañía.

El último mes en el que la producción de YPF estuvo cerca de los 250.000 barriles por día fue en marzo del 2020, en las puertas del inicio de la pandemia por el coronavirus que desplomó el consumo y que tuvo un especial impacto en Vaca Muerta en donde se llegó al cierre de la mitad de la producción del yacimiento insignia de la operadora, como es Loma Campana. En ese mes, la extracción de petróleo de YPF llegó a los 249.358 barriles promedio por día.


Barriles operados

El tipo de producción convencional o no convencional, no es la única diferencia que se observa entre la producción de 2006 y la actual de YPF. Es que si bien la petrolera siempre contó con algunos desarrollos en los que tenía socios, el nivel de participación de otras compañías en las áreas más avanzadas de Vaca Muerta es muy distinto y hace que una buena parte de los barriles obtenidos sean facturados por otras empresas.

La petrolera de bandera cuenta con lo que define como su hub central de bloques en Vaca Muerta, formado por Loma Campana, Bandurria Sur y La Amarga Chica, en la “zona caliente” de la formación, que son las áreas en las que obtienen la mayor producción.

Sin embargo, en el caso de Loma Campana el 50% de la producción corresponde a Chevron, en La Amarga Chica a Petronas y en el caso de Bandurria Sur la participación de YPF es del 40%, siendo la parte mayoritaria de Shell y Equinor.

Estas sociedades hacen que sobre los poco más de 114.000 barriles operados por YPF en Vaca Muerta, solo 61.000 sean propios de la firma de bandera, ya que los restantes corresponden a las empresas socias.


Las reservas

Para el director de la consultora Ecolatina, y exsecretario de Planeamiento Estratégico de la Nación, Daniel Dreizzen, “la producción operada da cuenta de un volumen de trabajo y es bueno que haya crecido, pero en lo que hace a la producción neta o propia de YPF no está en los valores de la prepandemia aunque se viene recuperando”.

Dreizzen destacó además que “un punto que es muy importante analizar son las reservas que tiene YPF, que nos marcan el futuro que tiene la compañía, y según el último informe trimestral también vienen bajando muy fuerte en los últimos años”.

El consultor explicó que entre 2015 y 2021 las reservas de YPF cayeron un 5,5% anual, pasando de 1226 millones de barriles equivalentes de petróleo a 926 millones.

La petrolera de bandera cuenta con las instalaciones de procesamiento de crudo más importantes de Vaca Muerta.

“Cuando uno mira el futuro, la capacidad de la compañía hacia adelante, uno suele mirar el valor de la acción y está al más bajo nivel, a 3,64 dólares”, señaló el especialista.

Y agregó que “hoy YPF vale solo 1400 millones de dólares, es decir que vale menos de la mitad de las inversiones que acaban de anunciar para el año que viene”.

Para Dreizzen el crecimiento de la producción operada de YPF “es bueno, pero no es mucho para festejar porque siendo la empresa que tiene un tercio de la superficie de Vaca Muerta prácticamente, debería valer mucho más y eso no se da por el contexto nacional y por factores como no poder subir el precio de los combustibles”.


La producción nacional también creció

La pandemia parece haber quedado definitivamente atrás para la producción de petróleo del país, dado que durante el mes pasado la cantidad de barriles extraídos volvió a crecer y se ubicó como el mejor mes de los últimos seis años. En detalle, durante el mes pasado se produjeron en todos los yacimientos del país un total de 541.079 barriles de petróleo.

Este nivel marca un alza del 1,52% con respecto al mes anterior y deja bastante atrás al nivel de la prepandemia que era de unos 523.000 barriles de petróleo por día.

Gran parte de este crecimiento se debió a la producción de Neuquén, y en específico a los desarrollos de Vaca Muerta que elevaron la producción total de la principal provincia productora de petróleo del país hasta los 229.301 barriles por día, el nivel más alto en 17 años.

En contraposición, la producción convencional del país volvió a descender, ante lo que es el declino natural de los pozos que llevan largos años en producción.

Esto se plasmó en provincias como Chubut, con su gran desarrollo en Comodoro Rivadavia, que retrocedió un 3,1% en comparación con el mes anterior, y cerró con una producción de 140.816 barriles por día.

El incremento de la producción nacional en momentos de consumo estable marca que las empresas están buscando sumar exportaciones, en un intento por mejorar el precio que reciben por su crudo ya que el valor interno está prácticamente congelado desde hace seis meses.

Por Victoria Terzaghi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *