Noviembre fue el mejor mes de su historia para Vaca Muerta

La formación de shale oil y gas registró un récord de etapas de fractura en noviembre. Cuáles son los desafíos que tiene para seguir creciendo.

La formación Vaca Muerta tuvo en noviembre el mejor mes de su historia, con un récord de actividad, que se expresa en la cantidad de etapas de fractura.

Según los registros de la compañía de servicios NCS Multistage, el mes pasado hubo 1122 fracturas para producir shale y otras 5 más para tight (petróleo y gas no convencional), por encima de las 1079 y 30 etapas de mayo, respectivamente.

Las cifras recopiladas por Luciano Fucello muestran que las productoras petroleras vienen respondiendo a los incentivos del Plan Gas (precio y demanda garantizada durante cuatro años) y los altos precios internacionales del crudo, principalmente.

Desde mayo, Vaca Muerta siempre exhibió más de 900 etapas de fractura por mes. A diferencia de la actividad convencional, que se mide por los pozos perforados, en el no convencional un indicador preciso de productividad es la cantidad de etapas de fracking.

Estos números se deben a que desde principios de este año hay una mayor cantidad de equipos en el lugar abocados al gas y al petróleo.

YPF, por caso, mostró un incremento del 80% frente a 2019 en la cantidad de fracturas por set, completó 44 pozos en el tercer trimestre e informó que llegó a la rama lateral más larga en un pozo dirigido de Loma Campana, con 4155 metros horizontales y el estándar de 3000 metros verticales.

Vista Oil & Gas, la petrolera de Miguel Galuccio, tiene 32 pozos en producción, con un lifting cost de 7,4 dólares por barril.

En el cuarto pad que conectó en Bajada del Palo Oeste, Vista tiene un promedio de 61 etapas completadas y una longitud lateral promedio de 3078 metros por pozo.

Daniel Dreizzen, consultor asociado a Ecolatina y ex secretario de Planeamiento Energético en 2018, remarcó: “La tasa interna de retorno de los mejores pozos es de alrededor del 25% o más, es una muy buena inversión”.

Por Santiago Spaltro

El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *