Si los vehículos eléctricos no se vuelven más baratos, “el mercado colapsará”

Lo dijo uno de los fabricantes más grandes del mundo, en pleno debate sobre el fin de la producción de autos con motor a combustión.

Mientras la Unión Europea votó a favor de prohibir los autos con motor a combustión a partir de 2035, uno de los fabricantes más grandes del Viejo Continente advirtió que la industria está condenada a menos que los vehículos eléctricos bajen de precio.

Fue Arnaud Deboeuf, director de Producción de Stellantis (es el gigante automotor que agrupa a Fiat, Peugeot, Citroën y Jeep, entre otras compañías), quien se refirió al precio de los autos “verdes” con mucha preocupación.

Si los vehículos eléctricos no se vuelven más baratos, “el mercado colapsará”, dijo Deboeuf en la fábrica Tremery de la compañía en Francia. “Es un gran desafío”, agregó, según recogió Bloomberg.

Stellantis NV tiene como objetivo reducir el costo de fabricar vehículos eléctricos en un 40% para 2030, dijo. Planea fabricar internamente algunas piezas y también presionar a los proveedores para que bajen el precio de sus productos.

El gigante automotor nacido tras la fusión de PSA y FCA planea introducir más de 75 modelos totalmente eléctricos esta década y transformar al menos algunas de sus plantas francesas para fabricar vehículos eléctricos.

Los precios de los eléctricos están subiendo a un ritmo vertiginoso en estos días. Tesla aumentó los precios hasta 6 mil dólares por automóvil este mes, luego de aumentos similares a principios de este año de Rivian y Ford. El aumento de los costos de las materias primas está haciendo que algunos modelos a batería no sean rentables, dijo el director financiero de Ford, John Lawler, en una conferencia de inversores.


Los países que se oponen a la decisión de la UE

Un grupo de seis países hizo escuchar su disconformidad con respecto a la prohibición de autos a combustión hacia 2035. Por peso en la economía y en la industria automotriz, Alemania es el más importante de ellos. En su caso la condición para aceptar esta medida es que se tengan en cuenta los vehículos con motores a combustión que funcionen con combustibles sintéticos neutros en CO2.

¿De qué se trata? Los combustibles sintéticos con emisiones neutrales de carbono son un combustible líquido pero que no deriva de energía fósil. Se obtiene mediante un proceso químico a partir del hidrógeno, y la energía que se utiliza para su fabricación es renovable. Hay marcas como Porsche que apuestan por esto.

Por ahora, Alemania no recibió respuesta y es sabido que el bloque no está muy a favor de este tipo de combustible.

Por su parte, Italia, Portugal, Eslovaquia, Bulgaria y Rumanía, son los cinco países que se opusieron abiertamente al fin de los motores a combustión en 2035, y proponen posponer la medida cinco años.

A través de un documento al que accedió Reuters, estas naciones proponen para los autos reducir en 2035 un 90% de las emisiones contaminantes provenientes de 0 km, y lograr el 100% para 2040. Y para los comerciales livianos un 80% para 2035 y 100% para 2040.

El documento hace hincapié en que es necesaria una transición realista y que contemple la infraestructura que permita llevarla adelante de manera óptima.

TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.