Scania busca instalar “corredores azules” y vender camiones propulsados a GNL

La automotriz sueca podría asociarse con YPF o Galileo para poner surtidores en algunas rutas. Aseguran que es más “limpio” y que genera un ahorro de 50% en los costos.

La automotriz Scania Argentina está encabezando una movida para instalar en el país corredores «azules» que permitan el desarrollo de flotas de camiones y buses propulsados a gas licuado (GNL). Ese sistema, según el titular de la filial, Andrés Leonard, permite una autonomía de 1.100 kilómetros por carga, que resulta apenas inferior a la del gasoil, pero con muchísimo menos impacto ambiental y un 50% de ahorro en los costos.

Leonard participó el lunes de un acto en la planta de licuefacción que tiene la empresa Buquebus en San Vicente, a la cual le vendió dos camiones tipo «Green Efficiency» para que hagan el traslado de gas licuado desde esa localidad del sur del Conurbano hasta Puerto Madero, para abastecer al buque «Papa Francisco», propulsado a GNL.

Esos dos camiones de Scania, así como otros cuatro que la empresa le terminaría vendiendo a Buquebús, forman parte del proyecto piloto de la empresa para ir probando en la Argentina este sistema de combustible. Pero el plan de mediano plazo es más ambicioso, según dijo Leonard.

«Nuestra idea hacia un camino de electrificación total del transporte es avanzar con etapas intermedias desde el punto de vista ambiental. En ese sentido, la Argentina tiene una ventaja en el tema del gas natural, que es mucho menos contaminante que el gasoil y b para los transportistas», dijo el ejecutivo argentino. «Por eso estamos teniendo conversaciones con empresas como YPF y Galileo, para ver la posibilidad de instalar surtidores de GNL en estaciones de servicio. Para un corredor entre Buenos Aires y Mendoza, por ejemplo, harían falta tres puntos de expendio, en ambos extremos y en alguna parada intermedia, como podrían ser Río Cuarto (Córdoba) o Villa Mercedes (San Luis)».

¿Cuánto cuestan esas bocas de expendio?

-Unos 600.000 dólares cada una.

De modo que con pocos o ningún camión impulsado a gas licuado, harían falta casi dos millones de dólares de inversión.

-Es por eso que estamos conversando, para ver si podemos contribuir en algún sentido. Lo que entendemos es que alguien tiene que tomar la iniciativa, para romper la lógica del huevo y la gallina.

Andrés Leonard, CEO de Scania Argentina.

La iniciativa conjunta con Buquebús ya fue un primer paso en ese sentido, ya que serán los primeros camiones impulsados a GNL que circulen por la Argentina. El punto de abastecimiento será una planta de conversión de GNL que Buquebús instaló en 2012, cerca del gasoducto troncal que proviene desde Neuquén. La empresa del empresario argentino-uruguayo Juan Carlos López Mena ya tiene un barco propulsado a gas licuado, el «Papa Francisco», y tendría encargado un segundo buque, con plazo de entrega para dentro de dos años.

Los camiones que Scania le vendió a Buquebús para trasladar el GNL desde San Vicente a Puerto Madero son dos unidades P340 con una autonomía de hasta 1.100 kilómetros. Forman parte de la línea «Green Efficiency», que funcionan tanto a gas licuado como al más extendido GNC (en este caso, con una autonomía menor) y que la empresa de capitales suecos presentó en marzo, poco antes de la pandemia. «Reducen el impacto sonoro en un 50%, disminuyen las emisiones de dióxido de carbono hasta un 20%, con respecto a las versiones diésel convencionales y logran una reducción de los costos operativos de hasta un 50%», subrayó Leonard.

En cuanto a las ventas, el ejecutivo dijo que este año apuntan a colocar unos 1.300 camiones y buses, cifra cercana al promedio de 1.400 unidades de los últimos años y 30% superior a las 1.000 unidades que vendieron durante 2019. «Esperamos para 2021 volver a los niveles de 1.400 camiones», agregó Leonard. La empresa tiene en Tucumán una fábrica de engranajes donde trabajan 530 personas. «Exportamos a todo el mundo. En los últimos dos años, la actividad en Tucumán nos generó una balanza comercial superavitaria«.

La fábrica de Scania en Tucumán, desde donde exportan engranajes a todas las plantas de la automotriz sueca. Trabajan 530 personas.

Por Luis Ceriotto
Clarín

Un comentario en «Scania busca instalar “corredores azules” y vender camiones propulsados a GNL»

  • el 27 octubre, 2020 a las 13:03
    Enlace permanente

    Bien hecho Scania un paso adelante para adoptar el uso de LNG como combustible

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.