Río Negro: comienza a normalizarse el abastecimiento de combustible

“Estamos contentos por el ingreso del turismo y la mayor venta de combustible, pero lamentablemente nos preocupa poder suplir esas necesidades”, expresó el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustible de Río Negro y Neuquén, Carlos Pinto.

Tras las complicaciones y las largas filas para cargar combustible en las estaciones de servicio de Las Grutas, el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustible de Río Negro y NeuquénCarlos Pinto, informó que la situación en las expendedoras de la región ya comenzó a normalizarse.

“Habíamos anticipado que esto podría llegar a ocurrir y ocurrió. La entrega de los combustibles está siendo controlada, el servicio recibe un volumen determinado, los llamados cupos. Entonces, cuando hay un exceso de ventas, como pasó en Las Grutas, el faltante sale a la luz porque se vende más de lo normal y las petroleras entregan a las estaciones una cantidad determinada, basada en la venta normal”, explicó Pinto.

En declaraciones radiales, el titular de la Cámara indicó que, luego de llevar adelante un relevamiento, “la situación se vio normalizada en algunas estaciones, que si bien aún tenían poco volumen, todas esperaban camiones”.

Asimismo, al ser consultado por el faltante de combustible en otras zonas de la provincia, Pintos expresó: “Hubo faltante, pero no con la intensidad de Las Grutas. La restricción en las entregas se nota directamente en los surtidores, y donde hay un mayor flujo de tráfico y de turistas superior a lo normal siempre resulta en un faltante en algunos lugares, pero lo compensan otras estaciones que están cerca, y no con consecuencias grandes”.

De acuerdo al titular de la Cámara, el estado de los precios y las especulaciones por parte de las refinadoras “es el elemento que causa toda la distorsión”.

“Las petroleras, al no tener un suficiente ingreso por el combustible, por el artículo que están vendiendo, restringen las ventas definitivamente”, detalló.

En tanto, el presidente de la organización de Río Negro y Chubut agregó: “Nosotros tenemos un porcentaje sobre cada litro vendido, y en estos siete meses de congelamiento han habido muchísimos aumentos: salarios, expensas, todo lo que hace a un gasto en una estación que fue incrementando al ritmo de la inflación”.

“Por un lado estamos contentos por el ingreso del turismo y la mayor venta de combustible, pero lamentablemente nos preocupa poder suplir esas necesidades”, concluyó Pinto.

La mañana en Neuquén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *