Plan Gas 4, la llave de los u$s15.700 millones

Hasta 2024 se prevé sustituir importaciones por u$s5.629 millones, un ahorro fiscal de u$s2.574 millones, aumentar la recaudación en u$s2.525 millones y atraer inversiones privadas por u$s5.000 millones.

El nuevo Plan de Promoción de la Producción de Gas Argentino, conocido como Plan Gas 4, permitirá sustituir importaciones por u$s5.629 millones, generar un ahorro fiscal de u$s2.574 millones, aumentar la recaudación en u$s2.525 millones y atraer inversiones privadas por u$s5.000 millones hasta el 2024.

Los principales objetivos del plan son detener el declino de la producción del gas convencional, sustituir importaciones de GNL y el consumo de combustibles líquidos, disminuir la salida de dólares por energía, potenciar el empleo en el sector y garantizar el gas para el invierno 2021.

El esquema presentado por el presidente Alberto Fernández en Vaca Muerta establece un mecanismo de subastas por el cual distribuidoras y Cammesa podrán adquirir hasta 70 millones de metros cúbicos de gas, con un precio máximo de u$s3,70 por millón de BTU. La diferencia entre lo que oferten y lo que finalmente se pague correrá por cuenta del Estado. Se estima que podrían ser unos u$s5.000 millones hasta 2024.

“Ahora traemos reglas claras y un esquema que da previsibilidad para dar tranquilidad a los inversores. Si hay inversión, hay progreso y tenemos más oportunidades todos”, destacó el secretario de Energía, Darío Martínez.

Según informaron fuentes oficiales, se busca normalizar un mercado de gas que en los últimos años presentaba severas distorsiones y satisfacer en forma eficiente la demanda de todos los segmentos, pero principalmente de hogares, industrias y generación eléctrica. Los productores podrán firmar contratos a 3 años y habrá una participación equitativa de todas las regiones productoras, con volúmenes máximos por cuenca. La producción offshore tendrá posibilidad de cerrar por 4 años, renovable por otros 4 más.

Para Gustavo Pérego, de la consultora ABECEB, es importante que el Gobierno de señales al mercado. “Quiere poner un precio que sea atractivo, en el Presupuesto 2021 hay unos $20.000 millones para operar en el primer precio y está apalancado el subsidio a la electricidad. La Argentina no necesita llegar a un extremo de seguir con esta caía de la producción y salir fuertemente a importar gas para el invierno que viene. El mercado necesitaba una señal”, señaló a Ámbito.

Pérego aseguró que los 70 millones de m3 es una cantidad importante y destacó el plazo a tres años. “Da certidumbre”, consideró. “La incertidumbre es saber cuál será la estrategia de los productores, que no son muchos, ya que YPF representa más del 40%. Tecpetrol sigue adentro de la Resolución 46 y tiene un precio arriba del techo. Esos dos factores son importante para ver cómo responde el mercado al plan”, remarcó.

“El plan va a atraer inversiones, que serán pedidas como contraparte. Peo dado el riesgo país que vive la Argentina, la pregunta es cuánto más se le va a exigir a las operadoras. No es lo mismo los que ya tienen campos desarrollados, como YPF, con los pozos que tiene poca curva desarrollo masivo, y eso impacta en las decisiones”, agregó el analista y consultor.

Otro aspecto del plan es que promueve las exportaciones. Desde Energía confirmaron que en las subastas se premiará al más eficiente en costos con prioridad de asignación de despacho y de exportación en firme a Chile y advirtieron que se fomentarán las exportaciones estivales, lo que además generaría ingreso de dólares.

Los cálculos oficiales estiman un costo fiscal total a cuenta del Tesoro de u$s5.062 millones hasta 2024, con un ahorro fiscal de u$s2.574 millones el mismo plazo. Sin el esquema el gasto llegaría a u$s7.636 millones.

Para el ministro de Economía, Martín Guzmán, el plan gas potenciará la inversión, la producción y la generación de empleo, con perspectiva de desarrollo federal. “Es el fruto de una articulación entre sector público y privado”, resaltó, y enumeró los beneficios. “Permitirá menor dependencia de las importaciones, y eso es importante para no tener drenaje de divisas y para la estabilidad cambiaria, que a su vez es importante para la estabilidad de precios y de los ingresos de las familias argentinas”.

Guzmán también destacó que va a generar mejor condiciones para la competitividad y eso ayudará a todas las actividades del sector privado. “Es un paso más para poner la economía argentina en orden”, afirmó.

Por Sebastián D. Penelli
ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.