Misiones, controlarán la venta ilegal de combustibles en la frontera con Brasil

Luego de la viralización de los videos que mostraban la venta callejera, al sol, con bidones y otros episodios, determinaron qué responsabilidad le cabe a cada uno de los sectores para evitar el hecho.

A simple vista y poniendo en riesgo la vida propia como la de terceros, se multiplican los puestos informales de venta de combustible en la vía pública en Bernardo de Irigoyen. En especial, en la frontera seca con Dionísio Cerqueira donde, al cruzar una vereda, ya se está en el Brasil.

La diferencia de precios en el vecino país, hizo un “negocio rentable” para muchos misioneros en la frontera que llenan los bidones de nafta y gasoil y ofrecen el producto al rayo del sol, con altas temperaturas mientras descansan en reposeras al costado de la mercancía.

Por esta razón, el jueves se realizó una reunión en la Municipalidad de Bernardo de Irigoyen, encabezada por el intendente Guillermo Fernández. Participaron además el jefe del Escuadrón 12 de la Gendarmería Nacional, Comandante Principal Virgilio Martinez; el jefe de la Unidad Regional XII de la Policía de Misiones, Comisario Mayor Leonardo Javier Viera; el director de Comercio Municipal, Juan Mateauda, la asesora legal de la Comuna, Blanca Nuñez, entre otros.

A fin de organizar los operativos de control, se determinaron los roles que cada institución realizará. Así, Comercio Municipal notificará a los propietarios de las estaciones de servicio sobre la normativa que regula el expendio de combustible en bidones, como así también se notificará a los propietarios de los locales comerciales (mercados de venta en general, vinotecas y demás afines).

La Gendarmería implementará controles en la zona primaria aduanera, más precisamente en los barrios Provincias Unidas y Obrero (zona de frontera seca con límite internacional en zona urbana), donde se evidencia a diario la comercialización de combustible en bidones.

También tiene previsto hacerlo en el puesto fijo de control del acceso a la localidad, sobre ruta nacional 14, donde prometieron “un estricto control para detectar y evitar el ingreso de vehículos que transporten combustible de manera irregular desde otras localidades”.

La Policía, a través de la División Seguridad Vial y Turismo como las demás dependencias de la Unidad Regional, tomó el compromiso de implementar operativos “a fin de detectar la circulación de vehículos que transporten combustible en bidones en área urbana y suburbana”. Finalmente, el Juzgado de Faltas de Irigoyen acordó acompañar el trabajo, disponiendo medidas más rigurosas respecto a las multas en caso de detectarse las infracciones.

Primera Edición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *