Mega aprobó la ampliación de su planta en Bahía Blanca

Compañía Mega proyecta incrementar un 50% su capacidad productiva. La primera etapa del plan empezará a construirse en tres meses.

Compañía Mega, empresa que se dedica a la separación y fraccionamiento del gas natural y sus componentes, aprobó un proyecto de expansión que le permitirá incrementar su capacidad productiva hasta un 50% en los próximos cinco años. En la actualidad, la firma procesa unos 37 millones de m3 de gas al día, lo que representa cerca del 50% del gas que se produce en Vaca Muerta.

El plan aún está en las etapas iniciales sin monto definido para la inversión, explicaron fuentes de la compañía. Una vez conseguidas las autorizaciones y que se hayan preparado las licitaciones, se lanzará el primer trayecto, que se estima que demorará dos años en finalizar y permitirá aumentar en un 20% la capacidad de procesamiento.

«Ahora se aprobó el proyecto y se están trabajando sobre los aspectos técnicos, los requerimientos de ingeniería, los permisos y las licitaciones. Todo esto va a estar listo en dos o tres meses. Estimamos que para marzo ya estará todo en marcha y tendremos certezas sobre el monto de la inversión», indicaron las fuentes.


Expansión

En la actualidad, la compañía tiene una capacidad de procesamiento de 4700 toneladas al día. Cuando se finalice esta primera etapa de la ampliación sumará otras 900 toneladas.

El plan incluye, además, una segunda etapa que permitirá ampliar la planta en otras 1500 toneladas. La finalización de este tramo se prevé para 2028.

«Hoy Mega está trabajando al tope de su capacidad. Esta obra es necesaria porque el shale gas de Vaca Muerta viene con más riqueza y más líquidos que se deben separar», agregaron desde la compañía.

En su planta de Loma La Lata, Mega procesa el gas natural y separa los líquidos que contiene. Una vez realizada esta tarea, los líquidos se inyectan en el poliducto y se transportan hasta Bahía Blanca, donde luego son fraccionados.

Los distintos componentes del gas -etano, propano, butano y gasolina natural- tienen diferentes usos en la industria, desde la generación de energía eléctrica hasta la producción de plásticos.

En los últimos cuatro años Mega lleva invertidos unos u$s 100 millones. La principal obra fue un gasoducto de 9 kilómetros para alimentar la planta de Loma Lata, que permitió eliminar los cuellos de botella y aumentar un 12% la capacidad de producción.

El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *