La frontera tiene un precio oficial y otro real

Las provincias limítrofes padecen la escasez de combustible; paraguayos y brasileños cruzan al país para cargar los tanques de sus vehículos; además, está creciendo el contrabando

POSADAS.- Para entender lo que sucede en las provincias limítrofes con el combustible, hay que tener en cuenta que una vez que llegan los camiones cisterna con nafta o gasoil y se descarga en las estaciones de servicio, ese líquido automáticamente ya tiene un valor comercial mucho más alto que los precios de lista que se fijan en los surtidores.

Es algo bastante similar a lo que sucede con el dólar oficial y el dólar blue. Cuando uno tiene divisas en el sistema bancario, las puede vender al valor oficial. Pero basta con sacarlas del circuito oficial y tenerlas en billetes o en cuentas en el exterior para convertir esas divisas al valor “blue”, es decir, el del mercado paralelo.

Según el relevamiento que hizo la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (FADEEAC), las provincias que se encuentran en rojo, en cuanto a la escasez de combustible, son las limítrofes.

FADEEAC apunta a siete distritos, de los cuales seis son fronterizos: Jujuy, Salta (limitan con Bolivia), Formosa (Paraguay), Tucumán, Misiones (Paraguay y Brasil), Corrientes (Brasil y Paraguay) y Entre Rios (Uruguay). Casi todas estas jurisdicciones batieron récords históricos en 2021 de venta de combustibles.

Según la consultora Politikón, con datos de la Secretaría de Energía de la Nación, en el primer cuatrimestre de 2022, las provincias que lideraron el crecimiento de venta de combustibles fueron Formosa (57,4%), Corrientes (37,5%) y Misiones (36,8%). “Formosa volvió a liderar el ranking nacional (tal como sucedió en febrero y marzo) con una suba del 58,2% impulsada por la presión fronteriza”, explica Alejandro Pegoraro, de Politikón.

Hay que tener en cuenta que, por la pandemia, la provincia de Gildo Insfrán tardó más que Misiones y Corrientes en reabrir pasos fronterizos, principalmente Clorinda-Nanawa y tiene una base de comparación más baja. “Si se compara abril de 2022 con abril de 2019, la gran mayoría de los distritos exhibe volúmenes de venta superiores. En ese marco, Corrientes, Entre Ríos y Misiones conforman el top tres de mayores subas (+60,2%, +51,1% y +49,9%, respectivamente) y son las únicas en expandirse por encima de los 40 puntos”, completa el informe de Pegoraro.


Contrabando

“El contrabando de nafta y gasoil está creciendo”, explicó, un empresario del rubro forestal. La semana pasada, una patrulla de la prefectura paraguaya incautó una lancha con 12.000 litros de gasoil en el departamento de Ñeembucú, ubicado frente a la provincia de Corrientes.

Por allí el contrabando se hace en embarcaciones, porque no hay puente que conecte a Paraguay con esa provincia (Alberto Fernández y Mario Abdo prometieron la semana pasada reabrir el puente que cruza sobre la represa de Yacyretá).

En Misiones, en cambio, la reapertura de las fronteras generó una explosión de contrabando de combustible hormiga.

Los paraguayos y brasileños cruzan para cargar sus tanques, algunos automóviles están acondicionados con doble tanque y también existe el sistema de “ordeñe” por el cual un automovilista carga nafta, cruza el puente correspondiente (Roque González de Santa Cruz y Tancredo Neves, son los princpiales) y luego del otro lado de la frontera es “ordeñado” por otro operador que acopia el combustible.

Otra “solución” que econtraron los paraguayos es utilizar patentes argentinas que alquilar o falsifican para poder eludir el “cepo” que las estaciones de Posadas o Puerto Iguazú impusieron a los autos con patente extranjera y que imponen cupos de un máximo de 20 o 40 litros.


Posadas, un día sin nafta

Se hizo una recorrida hace tres semanas cuando se produjo el último aumento oficial de las naftas. Pero días antes se produjo una rareza: por un día prácticamente no hubo una sola gota de nafta disponible en las estaciones de servicio de Posadas, capital de provincia. Fue el sábado 7 de abril, dos días antes del incremento en los precios.

La otra rareza fue que apareció una dispersión de precios entre las estaciones de servicio que nunca antes se había visto, teniendo en cuenta que las petroleras venden un producto similar y no suelen ofrecer variaciones significativas. Menos en puntos de venta distantes entre sí 100 o 200 metros. La recorrida permitió constatar que hay precios que rozan los 200 pesos el litro, algo que prácticamente equipara el valor que pagan los paraguayos en la vecina Encarnación.

Por ejemplo, Shell vende el litro de nafta a 215 pesos a extranjeros (las carteleras de las estaciones tienen el valor especial para patentes de otro país) y eso prácticamente cierra la brecha con la nafta súper en Paraguay (cuesta 240 pesos u 8500 guaraníes).

En tanto, la YPF del Automóvil Club Argentino, en pleno centro posadeño, ofrece la nafta a extranjeros a 190 pesos. Sin embargo, el playero consultado dijo: “Seguro que se termina vendiendo más cara en unos días”.

Por Martín Boerr

La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.