La camioneta eléctrica argentina que ya encargaron grandes empresas y se agotó en 48 horas

La empresa de San Luis Coradir, fabricante del auto Tito, lanzó en preventa 50 unidades de su camioneta 100% eléctrica; cuánto sale y quiénes ya la compraron

La hermana menor de Tito, el auto eléctrico argentino producido por la empresa puntana Coradir, ya cumplió su proceso de homologación y concretó su primer patentamiento. Tita, la primera camioneta eléctrica de fabricación local, agotó en menos de 48 horas la preventa de las 50 unidades disponibles, según confirmó la firma.

Los compradores de la nueva camioneta eléctrica fueron todos empresas, principalmente pymes, aunque también grandes jugadores como YPF y Aluar, señaló Juan Manuel Baretto, presidente de Coradir.

Cómo es Tita

Producida en San Luis -sede principal de la empresa de tecnología-, Tita es la primera camioneta completamente eléctrica de industria nacional. Está construida en chapa y montada sobre un marco de acero, y cuenta con una caja de carga volcadora de dos metros de largo, 1.37 metros de ancho, y 1.72 metros de alto, que puede llevar hasta 500 kilos y se abre por completo por tres lados.

La Tita se ofrece en una sola versión: tiene un motor con una potencia de 4 kW, alcanza una autonomía de 100 kilómetros y llega a una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora. Al ser eléctrica no requiere engranajes diferentes y se maneja como un vehículo con transmisión automática.

Entre otros detalles, la camioneta viene con faros de LED, tablero digital con pantalla LED HD, y sistema de cargado inteligente. En cuanto a sus dimensiones, mide 3.75 metros de largo, 1.37 metros de ancho y 1.72 metros de alto.

Al igual que Tito, cuenta con una batería de litio de 8 kW con 2.000 ciclos de carga -que corresponde a una distancia recorrida aproximada de 200.000 km- y puede enchufarse como cualquier electrodoméstico mediante la conexión a un tomacorriente de 220 V. La carga demora entre seis y ocho horas y admite recargas parciales.

Ventajas y desventajas de los eléctricos

Entre los beneficios de un vehículo eléctrico están el bajo costo de mantenimiento y la facilidad de recarga. De acuerdo con la marca, el costo de cargar una batería es 10 veces más barato que llenar el tanque de nafta. En el caso concreto de la tarifa eléctrica de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el costo por kilómetro de Tita es de $3,05 por kWh, que equivale a menos de $25 por cada 100 km recorridos, según Coradir.

Por otro lado, los autos eléctricos no pagan patente, considerando que en muchas ciudades -como en CABA- están exentos de ese tributo; y en materia de service no requieren lubricantes ni filtros, aunque debe hacerse una revisión anual de las baterías, las pastillas de freno y los neumáticos.

Entre las desventajas figuran la autonomía -menor a la de un vehículo a combustión- y la velocidad final limitada, como en el caso de este modelo que apunta al reparto urbano de mercadería.

Cuánto cuesta Tita

Coradir vende su camioneta a través de su sitio web oficial, a un precio de U$S18.000 que, traducido a pesos al tipo de cambio oficial, equivale a $2.560.500. El requisito para reservar una unidad es abonar U$S200, y cada cliente tiene un tope de hasta cinco unidades.

El tiempo de entrega prometido por la compañía desde la compra es de 120 días. Sin embargo, todavía no hay datos oficiales sobre cuándo será la próxima preventa.

Los problemas de importación de insumos están afectando los tiempos de entrega de las unidades. Pero una vez definido esto, seguramente lanzaremos un segundo lote de preventa, muy pronto”, dice al respecto Baretto.

Por Sol Valls
La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.