Gobierno brindó precisiones sobre sus planes para el sector de la energía

El gobierno bridó precisiones sobre sus planes para el sector de la energía el año que viene. Se enfocarán en tres ejes y los hidrocarburos jugarán un papel central.  

El gobierno nacional planteó que la política energética para 2023 se basará en tres ejes centrales: hidrocarburos, eléctrica y subsidios. Se destinarían fondos extras equivalentes a un 7% de lo que se usó en 2021 y serían menores a los de este año, según la hoja de ruta del Ejecutivo.  

En la exposición que realizó en el Congreso, la secretaria de Energía de Nación, Flavia Royón, detalló que se concentrarán en la promoción del sector hidrocarburífero y el desarrollo del sector eléctrico, con su consiguiente diversificación de la matriz y eficiencia energética.  

En lo que hace a subsidios, señaló que se enfocarán en la «redirección» de los fondos que se destinan para subvenciones, que solo este año se ubicarán por encima de los 12.000 millones de dólares. Buscan alcanzar un equilibrio fiscal de la mano de tarifas «justas». 

«El trabajo de reorganización de subsidios que hemos encarado se ve reflejado en la incidencia de este ítem en el presupuesto, donde planteamos una reducción que va del 2,2 por ciento al 1,6 por ciento del PBI para 2023«, precisó Royón. 


En números
US$ 12.849 millones es el equivalente en moneda extranjera de lo que destinará el gobierno para recursos del sector energético.

En un análisis que realizó la consultora especializada del sector, Economía y Energía (E&E), sobre los números oficiales, se precisó que el gobierno planea destinar unos 12.849 millones de dólares en recursos al sector. Esta cifra contempla subsidios, transferencias de capital, y otros gastos de la función Energía, Combustibles y Minería.  

Flavia Royón expuso los lineamientos para Energía en 2023. (Foto: gentileza Nación)

La incidencia en el presupuesto de la administración nacional el año que viene será de 9,8% del gasto total de recursos públicos. A su vez, equivale a un 1,9% del Producto Bruto Interno (PBI). 

Para tener en cuenta, en 2021 se destinaron unos 12.057 millones de dólares -devengado- y este año se utilizarían unos 13.512 millones de dólares, una cifra que se desprende del crédito vigente al 16 de septiembre y que es estimativa.  


¿A dónde irá la mayoría de los fondos?

Hay un gran porcentaje del gasto del sector que estará destinado a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y se utilizarán para subsidiar la tarifa eléctrica o como el gobierno define: «Para cubrir los costos que no son atendidos por el precio abonado de los usuarios del servicio y por los desafíos de cobrabilidad de la empresa». 

En este caso, el presupuesto asignado para Cammesa sería de 6.538 millones de dólares, y se subsidiaría unos 117,5 TWh, lo que equivale al 85% de la demanda de los últimos 12 meses. Además hay otros gastos menores que suman unos 55 millones de dólares adicionales.  


En números
US$ 6.538 millones es el monto asignado por el gobierno en el proyecto del Presupuesto 2023 para Cammesa.

Acorde a las estimaciones de E&E, la cobertura del costo Mayorista Eléctrico por medio de la tarifa abonada por los usuarios será del 49%. Es un porcentaje bajo, aunque más alto que lo que se vio entre enero y agosto de este año que fue del 34%. 

Si realmente se le transfieren a Cammesa 6.538 millones de dólares, se consolidaría una reducción del 27%, respecto a este año (se estima 8.970 millones de dólares). 

En segundo lugar, las transferencias a la estatal Energía Argentina (Enarsa, exIeasa) ocuparán otra gran porción de los recursos. En este caso los fondos serán destinados para las compras de Gas Natural Licuado (GNL), solventar la diferencia entre el precio de venta al mercado interno y el precio de importación de gas y combustibles, y, por último, para el desarrollo de inversiones «estratégicas». 

El presupuesto de Enarsa para el año que viene sería de 4.236 millones de dólares, de los cuales 2.610 millones será para financiar transferencias corrientes, unos 236 millones de dólares más alto que este año. Hay otros gastos menores estimados para el próximo que suman unos 631 millones de dólares.  


En números
US$ 4.236 millones serán las trasferencias del Estado para Enarsa, acorde a lo proyectado para el año próximo.

En paralelo, hay otros 1.626 millones de dólares que se utilizarán para transferencias de capital. Entre las principales obras de estos fondos está el gasoducto Néstor Kirchner.

«Queremos exportar nuestro gas, para eso primero buscamos consolidar el autoabastecimiento, lo que va a garantizar un gas a precio competitivo para los argentinos. Por este motivo son obras centrales de nuestro presupuesto las del Sistema Transport.Ar 1 y 2», señaló Royón. 

El presupuesto para el Plan Gas.Ar en 2023, que se paga en pesos, equivale a unos 687 millones de dólares y se subsidiará un promedio de 22,7 millones de metros cúbicos de gas diarios. Este sería el tercer gasto más alto por parte de Energía.  

Así es que entre los fondos destinados a la producción de hidrocarburos y energía eléctrica, el gobierno estimó gastos equivalentes a 12.849 millones de dólares.

Por Matías del Pozzi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *