Estacioneros del NEA piden rebajar al 10% el IVA

Sostienen que con la baja del impuesto, las estaciones de servicio de la región podrán competir contra sus pares de Paraguay y Brasil.

Desde la Cámara de Expendedores del NEA solicitaron la creación de una “Zona Aduanera Especial” para la región y plantearon los beneficios que representaría para localidades fronterizas la rebaja de 11 puntos del IVA en la venta de combustible a fin de competir con Brasil y principalmente con Paraguay.

Cada vez que se habla de brechas impositivas y comerciales entre Argentina y Brasil o Paraguay, se remite, especialmente, al fenómeno de la migración de consumo de combustible y a las Estaciones de Servicio que enfrentan este problema por partida doble, es decir, como comercios y como expendedores de un producto cargado de impuestos y tasas.

“Este péndulo que enfrentamos de manera histórica los estacioneros se solucionará cuando se apruebe la ley de presupuesto en el Senado”, expresó el presidente de la Cenase, Faruk Jalaf.

El referente del sector pidió al Poder Ejecutivo que al momento de reglamentar los gastos para el año que viene, asuma la decisión de rebajar el IVA al 10%.

“Con esa sola diferencia en base a la figura de La Zona Aduanera Especial, para una provincia como la nuestra que está atrapada geográficamente entre dos países limítrofes y con escaso contacto territorial con la Argentina, servirá para terminar con la migración de compras de combustibles en Paraguay y Brasil”, sostuvo Faruk.

A pesar de ello, los diputados que participaron en los proyectos de ley relacionados con beneficios fiscales para las provincias de zonas limítrofes, habían relativizado los efectos de este concepto en la ley de presupuesto.

Sin embargo, los estacioneros de la región esperan medidas que, aunque fueran mínimas, resultarían favorables.

El estacionero adujo que, para sus colegas, la autorización favorecerá las economías regionales donde las Estaciones de Servicio recibirán los dividendos de un círculo virtuoso, proveniente de los descuentos fiscales a todos los productos, incluidos los combustibles, lo que abarataría todo el costo misionero porque la industria, el agro y el transporte se favorecerían con la baja de todos los precios y mayor rendimiento del conjunto de los asalariados.

Tal cual lo dice la Constitución, se necesitaría una reforma tributaria tratada y aprobada por el Congreso nacional para estos objetivos, pero en este caso, como se trata de un apartado dentro de la ley de Presupuesto, la implementación en el caso de autorizarse, es rápida y concreta.

Las naftas locales compiten con las de Paraguay en inferioridad de condiciones, porque Argentina paga el 21 por ciento de IVA y Paraguay no aplica ese tributo.

“Con la baja del IVA solamente y algún retoque del impuesto a las ganancias, se termina para siempre la migración de automovilistas y pasaremos a competir con los países limítrofes basándonos en la calidad del producto y la atención, que son dos puntos fuertes de nuestro sector”, finalizó Faruk.

El Litoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.