Bloqueos: Se cerró la producción de 10.000 barriles diarios

Es ante la imposibilidad de trasladar los líquidos en camiones. También se cerraron pozos de gas por 3,5 millones de metros cúbicos diarios. La caída de la producción llega a los 74 millones de pesos por día.

La extensión de los bloqueos de rutas y caminos en el corazón productivo de Vaca Muerta derivó en que los depósitos de diversos yacimientos colmaran su capacidad y se debiera proceder a un cierre de pozos productores que a hoy implica que se dejaron de inyectar 10.000 barriles de petróleo y 3,5 millones de metros cúbicos de gas natural por día.

Estos cierres responden a que los almacenamientos, tanto de petróleo como de los líquidos asociados al gas, no pudieron ser vaciados como se realiza habitualmente, dado que esas tareas son efectuadas por camiones que desde hace 20 días no están pudiendo ingresar a los yacimientos por los piquetes que se desarrollan desde el pasado 7 de abril.

Paso Seguridad

El cierre de estos pozos productores ha sido paulatino, pero en los últimos días marcó un fuerte incremento en lo que hace a la cantidad de producción que debió dejar de producirse, generando un impacto económico por ello tanto a las empresas productoras como a la provincia.

A los valores actuales de mercado, los cierres de producción representan que los yacimientos de Neuquén dejaron de comercializar por día 74,3 millones de pesos en petróleo y gas. Como las regalías que percibe la provincia se calculan sobre las ventas de hidrocarburos, estos cierres de producción hacen que el gobierno neuquino esté perdiendo hoy 8,9 millones de pesos diarios por regalías.

Mientras desde las empresas consultadas se advirtió que los cierres de producción podrían agravarse aún más si los bloqueos se extienden, desde una de las grandes productoras de gas de Neuquén se alertó al gobierno nacional que podrían tener que cerrar una producción de una de sus plantas que proceso hasta 8 millones de metros cúbicos por día, originando así un serio desbalance en el sistema de gas de todo el país.

Pero además, lo más grave de los pozos de petróleo que se han cerrado es que, a diferencia de lo que ocurrió durante la etapa más estricta de la cuarentena del año pasado, esta vez la mayor parte de los pozos que debieron dejarse fuera de operación son viejos pozos convencionales, que una vez que sean reconectados tardarán varios meses en lograr recuperar el nivel de producción que tenían.

El mes pasado Neuquén tuvo una producción extraordinaria, con cerca de 185.000 barriles de petróleo por día, que la posicionó como el mejor mes de los últimos 16 años.

Sin embargo, por los bloqueos realizados por el personal autoconvocado de salud, se espera que la producción de este mes caiga tanto por el cierre de pozos que ya estaban en funcionamiento como también ante la imposibilidad de conectar nuevos pozos que combatan la caída natural que mes a mes tienen los desarrollos de Vaca Muerta.

Por Victoria Terzaghi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.