Alerta por el biodiesel: Pymes alertan que no resisten y pueden quebrar

El sector, que abastece al corte obligatorio del gasoil, está trabajando con precios de diciembre. Aseguran que la industria es inviable

Hay mucha preocupación en el sector Pyme que produce biodiesel derivado del aceite de soja para abastecer el corte obligatorio de gasoil: por falta de actualización del precio que les pagan las petroleras, y que debe definir Energía, el 50% de la actividad ya está parada y se espera que en las próximas semanas todo el sector deje de operar.

En total, son cerca de 30 las Pymes nucleadas en la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (CEPREB) y que están atravesando estas serias dificultades. Las mismas están ubicadas en diferentes provincias, como Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires.

Y son clave porque generan un importante «efecto derrame» en esas economías. A esto, hay que sumarle los beneficios económicos y medioambientales del biodiesel.

El mayor problema que tienen, actualmente, es que están trabajando con un precio viejo en pesos: el mismo data del mes de diciembre de 2019 y es del orden de los 44.125 pesos por tonelada. En el transcurso de estos cerca de 7 meses, el dólar oficial subió y también los insumos, comenzando por el aceite de soja.

Como se dijo, el precio que reciben las Pymes está congelado desde diciembre y esto hace inviable la operación.

«Estamos operando al 50% de la capacidad. Este mes, las plantas están terminando de liquidar el stock de aceite que tienen pero las cuentas no dan para comprar más materia prima. Con este precio fijo en pesos es imposible pensar en producir. Por cada litro que hacemos, estamos perdiendo plata», alertó un empresario Pyme.

El precio del aceite de soja se disparó y a las Pymes no les cierra el precio que reciben
Medidas urgentes

En este contexto, las fuentes comentaron que la situación no se podrá extender muchas semanas más y que, de no cambiar el escenario, muchas Pymes van directo a la quiebra.

Lo que necesitan estas plantas, en primer lugar, es una actualización del valor que reciben del 20%, una cifra que permitiría recuperar parte de la rentabilidad que se les esfumó con el salto del dólar.

El segundo punto, y muy importante, es la previsibilidad: el sector viene de haberse visto seriamente golpeado durante el gobierno de Macri, que les cambió las reglas de juego una y otra vez:

-Primero, les modificó la fórmula para calcular el precio final que deben recibir estas Pymes, dejando de considerar en el cálculo variables ultra sensibles como el tipo de cambio.

-El año pasado, desde la Secretaría de Energía, además, les demoraron en varias oportunidades la publicación del precio, que debe oficializarse a principios de cada mes. Es decir que no solo les cambiaron las reglas de juego sino que les dieron fuera de tiempo esa poca mejora en el precio.

«Los cuatro años de Macri fueron muy malos para nuestro sector. Nos quitaron previsibilidad y rentabilidad», indicaron desde la entidad.

Las Pymes que producen biodiesel alertan que no podrán mantener la actividad mucho tiempo más

El otro punto clave para evitar la quiebra de plantas es volver a la fórmula previa a la llegada de Macri. «Era una fórmula que reflejaba muy la variación de costos», sostuvo la fuente consultada.

Con la llegada de Alberto Fernández al poder, los empresarios Pyme del biodiesel tenían esperanzas de poder salir de la situación en la que estaban, con muchas plantas a un paso del quebranto.

Sin embargo, el sector está a la espera de que la Secretaría de Energía o la Jefatura de Gabinete reanude los contactos para poder ponerle fin a la crisis que está por dejar fuera de juego a cerca de 30 Pymes nacionales.

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *