La venta de GNC sigue en baja

Tas la fuerte caída de abril y mayo, desde junio está amesetada por la cuarentena en el AMBA. Siete de cada diez estaciones de servicio están en situación “crítica”.

La venta de Gas Natural Concentrando (GNC) registró fuertes bajas de más del 50% desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio y, aunque en junio logró recuperarse levemente, en el sector advierten que está en una meseta y que no hay perspectivas de mejoría en el corto plazo. Estiman que, de no volver para atrás las fases de la cuarentena, recién en marzo o abril de 2021 se recuperaría el nivel de comercialización prepandemia.

“La pandemia del coronavirus impactó directo sobre las ventas de GNC al declararse el aislamiento obligatorio”, advirtió este martes un informe de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), que indica además que “los peores meses fueron abril y mayo”.

En marzo, la venta de GNC cayó 31% respecto de igual mes del año pasado, mientras que también en comparación interanual, se desplomó 55% en abril y 47% en junio, pero logró recuperarse levemente en julio, con una baja del 34%.

El informe de FECRA está realizado sobre la base de la información proporcionada por el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), por eso los datos corresponden a los registros hasta junio. No obstante, fuentes del sector consultadas, indicaron que “julio y agosto la demanda se mantuvo en una meseta en torno del 30% por debajo del año pasado”.

La entidad espera “una lenta recuperación a los niveles de ventas prepandemia, dependiendo de que no haya un rebrote y se vuelva a la fase 1 en los grandes centros urbanos y la zona del AMBA”.

Algunas petroleras ven que el mercado podría volver a la normalidad para marzo o abril de 2021, alcanzando recién entonces los niveles previos a la pandemia”, confirmaron fuentes del sector.

En este contexto, la participación del GNC en el total del mercado del gas cayó del 5,7% en 2019 al 4,4% actual. Esto se explica por la mayor demanda doméstica y la contracción de la del GNC como consecuencia del aislamiento de las familias.

Estaciones de servicio, en crisis

El GNC no es el único del sector hidrocarburos fuertemente afectado por la pandemia. “Las estaciones de servicio atraviesan una situación crítica”, advirtió Gabriel Bornoroni, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA).

Más del 70% de las estaciones de servicio están trabajando por debajo de su punto de equilibrio, es decir que trabajan a pérdida”, señaló el empresario.

Si bien Bornoroni precisó que “la mayor baja se registró en la venta de naftas, también cayó la del gasoil”. “Las ventas en general están por debajo del 30% respecto del año pasado”, aseguró.

La venta de combustibles también registró su mayor caída en abril y mayo, pero en junio había comenzado a recuperarse cuando, la vuelta atrás en la fase de la cuarentena en el AMBA provocó una nueva baja en julio.

“Según proyecciones de las petroleras, por el comportamiento en otros países del mundo los niveles de las ventas prepandemia iban a comenzar a recuperarse a partir de octubre, pero estamos en una situación complicada y por el momento se esperan para enero”, lamentó Bornoroni.

Pese a la situación del sector, el titular de CECHA destacó que “no cerró ninguna estación de servicio, pero el estado es crítico”. Actualmente se sostienen con el ATP para el pago de salarios, pero en el sector se preguntan qué sucederá cuando ya no estén disponibles esos beneficios.

TN.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *